El Plan Director propone conservar algunos elementos anexos a la muralla de Plasencia

Derribo de la vieja casa de los Platero para liberar un tramo de muralla junto a la Puerta Berrozana. :: d. p./
Derribo de la vieja casa de los Platero para liberar un tramo de muralla junto a la Puerta Berrozana. :: d. p.

La Junta sigue sin hacerlo público ni informar al Consistorio del contenido de un documento que tiene en sus manos desde finales de 2016

CLAUDIO MATEOS PLASENCIA.

El Plan Director de la Muralla de Plasencia no contempla una intervención radical que libere por completo el monumento, sino que propone mantener algunas construcciones anexas «que también forman parte de la ciudad y de su identidad». Así lo señala el estudio de arquitectura madrileño que redactó el documento en un extracto publicado en su página web. Los detalles concretos, como cuáles son esos edificios que se deben conservar, aún no se conocen porque la Junta de Extremadura sigue sin hacer público el Plan Director aunque lo tiene en sus manos desde finales de 2016. Tampoco se lo ha facilitado al Ayuntamiento pese a que, según asegura el gobierno local, lo han pedido en varias ocasiones.

El breve avance publicado por el estudio Beades, que redactó el Plan entre 2015 y 2016 junto al arquitecto Luis Acevedo Bruno por un importe de 99.000 euros, apenas da algunas pistas sobre las líneas maestras que recomienda seguir en las actuaciones que se lleven a cabo a partir de ahora en la muralla de Plasencia y su entorno. Propone dos tipos principales de intervenciones, que son por un lado «las encaminadas a la conservación de la muralla propiamente dicha, como respuesta a las patologías que han sido analizadas», y por otro, «aquellas necesarias para la redefinición de la muralla y su entorno como nuevo elemento urbano contemporáneo que vertebra la ciudad».

Muralla exenta

Las intervenciones junto a las puertas de Coria y Berrozana ya siguen los criterios del Plan Director

Los arquitectos señalan que, al plantear la recuperación, el dilema que surge es si el objetivo debe ser dejar la muralla exenta «como monumento identidad de una ciudad», o por el contrario conviene conservar algunos elementos que forman parte también de «la historia de la ciudad y su identidad». Los redactores se decantan por esta última opción al concluir que «serán a veces elementos que merece la pena conservar», mientras que hay «otras edificaciones sin valor histórico ni patrimonial» que conviene eliminar.

El Plan Director no es público ni lo tiene el Ayuntamiento, lo cual no impide que la Junta haya anunciado que las últimas intervenciones que se están llevando a cabo en la muralla van a regirse ya por las directrices recogidas en este documento. Así ocurre tanto con el tramo situado junto a la puerta de Coria, donde las casas anexas fueron derribadas hace meses, como con la actuación que se está realizando en estos momentos junto a la puerta Berrozana con la demolición de la antigua casa de los Platero, al lado de la Casa de la Juventud, cuya adquisición fue completada recientemente por el Ayuntamiento. El espacio de vía pública que quede libre será acondicionado por el Consistorio como una nueva plaza con cargo a los fondos europeos DUSI con un presupuesto de 150.000 euros. Después será la Junta de Extremadura la que intervendrá según las directrices del Plan Director en el tramo de muralla que ha quedado al descubierto.

El gobierno regional dispone ya de licencia de obras para la intervención en el tramo liberado junto a la Puerta de Coria, que tiene un coste de 34.452 euros y que consiste en reponer la hoja exterior de la muralla y apuntalarla con una estructura de hormigón que después quedará cubierta con vegetación. Las obras van a permitir también el futuro acceso de los vecinos y turistas al paseo de la ronda de la muralla desde el recinto de La Magdalena.

Para poder intervenir en el tramo de la Puerta Berrozana ha sido necesario también modificar el Plan Especial de Protección del Recinto Intramuros y Zona de Contacto, concretamente descatalogando la fachada del edificio para poder así proceder a su derribo con todas las garantías legales y el visto bueno de los responsables autonómicos en materia de patrimonio.

La creación del Plan Director de la Muralla de Plasencia fue anunciado por la Junta de Extremadura en el año 2010, aunque no se licitó hasta cuatro años después.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos