Abandonan once cachorros a la puerta de varios colegios y parques

Uno de los cachorros abandonados:: EL REFUGIO/
Uno de los cachorros abandonados:: EL REFUGIO

La asociación El Refugio pide colaboración ciudadana para identificar a los responsables

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSPlasencia

No es nada habitual un abandono simultáneo de tantos perros, y mucho menos que quien lo haga se tome la molestia de repartirlos por varias zonas de la ciudad. Once cachorros de menos de dos meses aparecieron ayer metidos en cajas de cartón a la puerta de los colegios San Calixto, San Miguel y Alfonso VIII, el parque de Los Pinos, una clínica veterinaria del barrio del Pilar y las inmediaciones del hospital Virgen del Puerto.

La presidenta de la asociación protectora de animales El Refugio de Plasencia, Salud Mateos, confirmó que a media mañana todos los perros se encontraban ya o bien con familias de acogida o bien en manos de la protectora. Algunos incluso habían sido ya adoptados por ciudadanos antes de que los voluntarios de El Refugio acudieran a por ellos.

La persona o personas que abandonaron los cachorros lo hicieron en lugares de mucho tránsito donde iban a ser encontrados con facilidad, si bien la protectora, lejos de considerar ese comportamiento como un acto de piedad, recordó que se trata de «un delito tipificado en el artículo 337 bis del Código Penal, y como tal delito debe ser perseguido». De hecho, está buscando testigos del abandono que puedan identificar a los responsables para denunciarles y para que respondan ante la justicia.

Desde El Refugio señalan que la mejor manera de prevenir camadas no deseadas es llevar a los animales a esterilizar. Si no se ha hecho y se espera el nacimiento de varios cachorros, recomiendan ponerse en contacto con antelación con la protectora para que sus voluntarios puedan empezar a movilizarse con tiempo en busca de familias de acogida temporal o adoptantes finales.

El Refugio cuenta actualmente con más de 40 cachorros bajo su custodia que necesitan familias de adopción. Ahora tienen en marcha la campaña de Navidad en la que buscan promover las adopciones. «Que piensen en hacer un doble regalo, a su familia con un miembro más y a estos cachorros abandonados dándoles una familia», señalan.

Eso sí, la asociación insiste en la necesidad de que esta decisión se tome con responsabilidad y siendo conscientes de sus consecuencias. El Refugio editó hace unos meses una manual para futuros adoptantes en los que ofrece toda una serie de consejos a las personas que estén pensando en llevarse a casa uno de los perros que se encuentran en sus instalaciones. Con todo, la mayor parte de las adopciones siguen llegando por vía internacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos