La oficina de consumo que sustituye a la OMIC abre este mes en Plasencia

Logotipo de la UCE colocado en la fachada de la oficina que va a abrir en la calle del Rey. :: david palma/
Logotipo de la UCE colocado en la fachada de la oficina que va a abrir en la calle del Rey. :: david palma

La Unión de Consumidores de Extremadura se hace cargo del servicio tras firmar un convenio con el Ayuntamiento

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSPlasencia

Plasencia volverá a contar este mes con una oficina de atención al consumidor tras más de un año sin este servicio. Se ha instalado en un local de la calle del Rey, junto al retén de la Policía Local, que ha sido cedido por el Ayuntamiento a la Unión de Consumidores de Extremadura (UCE) mediante un convenio por el que esta asociación privada sin ánimo de lucro prestará un servicio gratuito de asesoramiento y presentación de reclamaciones, aunque únicamente hasta la fase de arbitraje. Quien quiera ir más allá tendrá que hacerse socio.

El Ayuntamiento de Plasencia cerró a finales de 2016 la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) y trasladó a otro departamento a la funcionaria que se ocupaba de atenderla. Desde entonces los consumidores placentinos no han tenido ningún sitio donde informarse sobre sus derechos y, llegado el caso, presentar reclamaciones. Ya entonces se anunció que el servicio se cubriría mediante un convenio con la UCE, el cual fue firmado hace meses aunque la oficina no se abre hasta ahora por el retraso acumulado en el acondicionamiento del local, que también ha asumido el Consistorio.

El presidente de la UCE, Javier Rubio, asegura que la apertura de la oficina es «inminente». Lo único que falta es reparar la puerta de la entrada desde la calle para garantizar una correcta climatización del local. De hecho, el trabajador que atenderá la oficina, un joven placentino licenciado en Derecho, ya está contratado y lleva un tiempo formándose en la sede de la UCE en Mérida a la espera de incorporarse a la sede de Plasencia.

Serán gratuitos el asesoramiento y las reclamaciones hasta la fase de arbitraje

Reclamaciones

Rubio detalló que en la oficina de la calle del Rey se ofrecerá «asesoramiento personalizado y totalmente gratuito» a todos los ciudadanos que se acerque con cualquier duda relacionada con el consumo. También serán gratis gestiones básicas como presentar hojas de reclamaciones, mediar telefónicamente ante la empresa objeto de la reclamación, e incluso cumplimentar solicitudes de arbitraje. «Este tipo de actuaciones bastan para solucionar la gran mayoría de las situaciones, más del 90%», apunta el presidente. En los casos que ya requieran ir más allá y sea necesario elaborar escritos o acudir a la vía judicial habrá que hacerse socio de la UCE para seguir adelante. Actualmente la cuota es de 40 euros al año, que según Jesús Rubio incluye el asesoramiento legal y las publicaciones informativas que elabora la asociación.

En un principio el horario de atención al público será de lunes a viernes de 9.00 a 14.00 horas. En función de la demanda podría ampliarse, aunque Rubio señala que la intención de la UCE es poder dedicar las tardes a atender a los socios a puerta cerrada para las citas concertadas previamente.

El concejal de Servicios Municipales, Luis Miguel Pérez Escanilla, defiende la firma de este convenio porque permite ofrecer un servicio muy similar al que antes daba la OMIC «a un coste prácticamente cero para el Ayuntamiento», que tan solo ha tenido que llevar a cabo algunas reformas en el local y dotarlo de mobiliario. «Es la misma fórmula que se ha implantado con éxito en otros ayuntamientos de la región, y además se crea un puesto de trabajo», indica.

La ley ya no obliga a los ayuntamientos a contar con un punto de atención al consumidor, de modo que los municipios han ido abandonando poco a poco un servicio que le generaba un gasto extra y que ya no es de su competencia. Cuando cambió la normativa la Junta de Extremadura creó el Consorcio de Información al Consumidor, dependiente del Incoex, que ha ido abriendo oficinas mediante convenios con las mancomunidades, pero lo ha hecho sobre todo en pueblos pequeños que no tenían OMIC.

Cualquier ciudadano que necesite poner alguna reclamación como consumidor puede hacerlo también en la ventanilla única de la administración, pues así llegará a Consumo y será atendida por los técnicos, aunque por esta vía no se ofrece asesoramiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos