La Junta sigue reclamando el canon del agua a Plasencia pese a las sentencias en contra

El Ayuntamiento de Plasencia rechaza eximir a la Junta del IBI por el centro de menores de Valcorchero, situado junto al hospital./Andy Solé
El Ayuntamiento de Plasencia rechaza eximir a la Junta del IBI por el centro de menores de Valcorchero, situado junto al hospital. / Andy Solé

El ejecutivo regional recurre la compensación de otros 127.472 euros después de que el TSJEx y el Supremo le hayan dado la razón a Plasencia

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSPlasencia

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), confirmada después por el Supremo, que permite al Ayuntamiento de Plasencia quedarse con la recaudación del canon autonómico de saneamiento, no ha impedido que la Junta de Extremadura siga recurriendo los expedientes que emite de manera periódica el Consistorio para compensar con ese dinero el impago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) por parte del ejecutivo regional.

El último de estos recursos fue presentado por la Dirección General de Tributos de la Consejería de Hacienda el pasado mes de diciembre contra un acuerdo de compensación de oficio emitido por decreto de alcaldía por importe de 127.472 euros. Los argumentos para reclamar el dinero son básicamente los mismos que emplearon los servicios jurídicos de la Junta ante el TSJEx, que fueron rechazados en su sentencia del 27 de octubre de 2017. El gobierno regional presentó un recurso ante el Tribunal Supremo que ni siquiera fue admitido a trámite.

Más información

Aquella sentencia, de apenas tres folios, señalaba que la cuestión a debatir en este asunto era «clara y concisa», y se limitaba a determinar si el Ayuntamiento tiene la condición de «sustituto del contribuyente» en el canon de saneamiento que todos los usuarios extremeños abonan en el recibo trimestral del agua, ya que de no ser así no estaría legitimado para compensar la deuda.

Desde un punto de vista técnico, el tribunal recordó que «el sustituto del contribuyente es el sujeto pasivo que, por imposición de la ley y en lugar de aquel, está obligado a cumplir las prestaciones materiales y formales de la obligación tributaria». En este sentido, y ante el argumento de la Junta de que es la UTE del agua la que pasa los recibos a los contribuyentes, la sentencia constató que «resulta palmario (...) que es el Ayuntamiento quien factura y percibe el canon y quien ingresa y satisface las cantidades de saneamiento que no hayan sido repercutidas, ingresadas o justificadas». «Una cosa es que la UTE colabore en la gestión, pero quien factura, cobra e ingresa es el Ayuntamiento de acuerdo a lo acreditado», remarcaba.

El Ayuntamiento dice que el centro de Valcorchero debe pagar IBI porque es de acogida, no educativo

Al tener por lo tanto en este caso del Ayuntamiento la condición de «sustituto del contribuyente», el TSJEx le reconoció el derecho a usar la recaudación del canon del agua para compensar lo que la Junta le debe en concepto de IBI y alcantarillado de sus edificios.

El nuevo recurso de la Junta contra el decreto de compensación del canon reitera el argumento sobre el sustituto del contribuyente, y añade ahora que el plazo de prescripción de las deudas es de cuatro años. El Ayuntamiento le rebate con un informe del Organismo Autónomo de Recaudación que constata que ninguna de las liquidaciones incluidas en la compensación ha prescrito. Además, la Junta pedía que se declare exento de IBI el centro de acogida de menores de Valcorchero. El Consistorio se lo niega porque la Ley de Haciendas Locales establece que los inmuebles que no pagan IBI son los que «están directamente afectos a la seguridad ciudadana y a los servicios educativos y penitenciarios, así como los del Estado afectos a la defensa nacional». Al no ser el de Valcorchero un centro educativo, sino de acogida de menores, el Ayuntamiento considera que debe seguir pagando IBI.

Las compensaciones de deuda avaladas por el TSJEx y el Supremo están suponiendo una importante inyección de liquidez para el Consistorio placentino. El gobierno local calcula que la deuda que la Junta va acumulando con Plasencia por el impago del IBI y el alcantarillado ronda los 400.000 euros anuales, cantidad que el Consistorio tiene intención de seguir compensando, y más desde que los tribunales le dieron la razón. Recuerdan que fue hace dos años cuando el área financiera del Ayuntamiento percibió que la deuda acumulada por la Junta por estos conceptos se acercaba a los dos millones de euros. Se iniciaron entonces una serie de expedientes de compensación, que a partir de ese momento se siguen generando de manera periódica en operaciones contables cuatro veces al año.

Conviene aclarar que la compensación de las deudas no tiene reflejo directo en los presupuestos municipales. Se consigna mediante un simple apunte contable a lo largo del ejercicio. Es decir, que en los presupuestos la recaudación del canon del agua aparece como un pasivo que debe abonar el Ayuntamiento, y el IBI y el alcantarillado de los edificios de la Junta como un activo que debe recibir. Después, durante el ejercicio, se realizan las correspondientes compensaciones entre uno y otro concepto, con la consecuencia de que, ya que el Consistorio no recibe esos ingresos, tampoco liquida el canon y es un dinero del que, en la práctica, puede disponer para sus gastos e inversiones.

Por otra parte, el gobierno local no está satisfecho con el reciente acuerdo firmado entre la Diputación y la Junta para que esta última pague en un plazo de cinco años la deuda por el IBI que mantiene con los municipios de la provincia, que asciende a 4,3 millones de euros. El Ayuntamiento no ha detallado qué parte de ese dinero corresponde a Plasencia, aunque sí ha criticado que en el pacto no se haya contado con la opinión de los consistorios afectados ni se haya hecho constar la obligación legal de la Junta de abonar los intereses devengados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos