Los familiares podrán saber en tiempo real el estado de los usuarios de la nueva residencia de Plasencia

Recreación por ordenador del aspecto que tendrá la residencia de los pabellones militares. :: cedida/
Recreación por ordenador del aspecto que tendrá la residencia de los pabellones militares. :: cedida

Los residentes y el personal llevarán una pulsera que registrará todos sus movimientos y emitirá una alerta en caso de emergencia

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSPlasencia

La residencia de mayores de los pabellones militares contará con la última tecnología de seguimiento del estado en el que se encuentran los usuarios, que además podrá ser monitorizado en tiempo real por los familiares desde sus móviles. El proyecto, aprobado la semana pasada por el pleno municipal, contempla la implantación de un sistema de control mediante pulseras con chip, que llevarán tanto los residentes como el personal, conectadas vía wifi a un programa de seguimiento instalado en los terminales de las salas de control que estarán situadas en cada planta.

El proyecto ha sido elaborado por la empresa placentina Jaguarzo. Su director técnico, el arquitecto Juan Antonio Álvarez, señala que este sistema, desarrollado por una empresa de Zaragoza, se está implantando en otras residencias españolas, aunque la de los pabellones militares será la primera que lo tendrá en Extremadura. Explica que las pulseras con chip, denominadas 'tags', permitirán conocer en cada momento la posición exacta en la que se encuentra el residente dentro del edificio, y emitirá una alerta en caso de emergencia. «Sirve para lo que se denomina control de errantes, es decir, si un anciano se desorienta y sale de las instalaciones salta un aviso de manera inmediata», señala Álvarez. «También avisa, por ejemplo, si el usuario se cae, o si lleva demasiado tiempo en la misma posición».

Datos cruzados

Al combinar la información de las pulseras de los residentes con las del personal encargado de atenderles se pueden obtener otros datos útiles sobre el bienestar de los ancianos. «Podemos saber si se ha tomado una medicación que le tocaba a una hora concreta porque en ese momento la enfermera encargada de suministrársela estaba a su lado», apunta el arquitecto. Y así más cosas, como cerciorarse de que ha comido o de que ha recibido el tratamiento de fisioterapia que tenga asignado.

Algunos de estos datos podrán ser conocidos también en tiempo real por los familiares del residente por medio de una aplicación instalada en el teléfono móvil a la que se asigna un nombre de usuario y una contraseña. «En cada momento pueden ver exactamente dónde se encuentra su familiar, ya esté comiendo, paseando o en su habitación, o si ha dormido o no, y durante cuanto tiempo», señala Álvarez. Como complemento de seguridad, se instalará un circuito cerrado de videovigilancia en todo el recinto.

Toda la infraestructura necesaria para implantar este sistema de control y seguimiento viene incluida en el proyecto aprobado el pasado viernes. En ese pleno también salió adelante el pliego de condiciones para la licitación de la obra en los próximos días, de manera que se pueda adjudicar después del verano y los trabajos empiecen antes de final de año, con un plazo de ejecución de 18 meses.

Eficiencia energética

Juan Antonio Álvarez destaca también otras características del proyecto, como la eficiencia energética, que permitirá al edificio tener una calificación B, la segunda más alta. Se ha conseguido gracias a los sistemas de aislamiento previstos, las luminarias con calificación A+ que se van a instalar en todo el edificio y un sistema de climatización con recuperadores de calor, un sistema que permite ahorrar energía. Además habrá en las cubiertas paneles solares para el agua caliente sanitaria.

El arquitecto responsable del proyecto considera que el precio de licitación de la obra de 3,9 millones de euros es «ajustado», de manera que no se esperan bajas demasiado grandes en las ofertas.

Hay que tener en cuenta, por otra parte, que una vez finalizada la reforma del edificio, que es lo que el Ayuntamiento va a pagar con los fondos europeos DUSI, será necesario acometer otra importante inversión, posiblemente millonaria, en equipamiento y mobiliario para la residencia. En principio tendría que asumirla la institución que se haga cargo de la gestión, si es que esta es pública, o la empresa que explote la residencia si se opta por una gestión de tipo privado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos