Una empresa privada organizará por primera vez las ferias de junio de Plasencia

Atracciones en el recinto ferial del Berrocal. :: david palma/
Atracciones en el recinto ferial del Berrocal. :: david palma

La gestión de las atracciones, los puestos, la seguridad y los aseos saldrá a subasta por un mínimo de 70.000 euros

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSPlasencia

Primero fueron los toros, y ahora les llega el turno a las atracciones y los puestos de venta ambulante. El Ayuntamiento de Plasencia ha decido privatizar por primera vez la gestión de las ferias de junio mediante una subasta cuyo pliego de condiciones está ultimando, si bien ya se sabe que saldrá por un precio mínimo de 70.000 euros. La empresa adjudicataria será la que ofrezca la cantidad más alta, y a cambio se quedará con todo lo recaudado por las tasas municipales que pagan los feriantes y los puestos de venta ambulante.

El gobierno local va a dejar en manos privadas la organización del principal evento festivo de Plasencia porque considera que así será más «eficiente». La empresa ganadora se ocupará, en concreto, de gestionar todo lo relacionado con la instalación de las atracciones en el ferial, y también de las máquinas expendedoras y de los juegos que se colocan esos días en El Berrocal, así como de los puestos de venta de artículos que se instalan en los alrededores del recinto. Del mismo modo, se encargará de contratar seguridad privada de manera que la policía sólo realizará labores de apoyo. La empresa también tendrá a su cargo la limpieza de los aseos públicos del ferial.

Todas estas tareas estaban hasta ahora en manos de los trabajadores municipales y de la extinta concejalía de Festejos, que desapareció el año pasado y sus competencias fueros distribuidas entre varios miembros del equipo de gobierno. A partir de la subasta, el Ayuntamiento se encargará tan solo de supervisar los informes firmados por un ingeniero que tienen que presentar los feriantes sobre el buen estado de las atracciones.

El pliego de la subasta especificará que la empresa que gestione la feria tendrá que demostrar experiencia en tareas similares, así como solvencia económica. También deberá comprometerse a la celebración de un día del niño, con las atracciones a mitad de precio.

La subasta se ha calculado teniendo en cuenta que los ingresos el pasado año por todos los conceptos que ahora recibirá la empresa adjudicataria ascendieron a algo más de 90.000 euros, de modo que se considera que el precio mínimo de 70.000 euros está ajustado para permitir un beneficio empresarial razonable. El Ayuntamiento ingresará por lo tanto menos que antes, pero a cambio se evitará toda la burocracia que supone la organización de las ferias, por lo que el gobierno local cree que el cambio del modelo de gestión se encuentra bien motivado por cuestiones de eficacia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos