La elevada deuda municipal impide usar el superávit de 1,15 millones para invertir

José Antonio Hernández durante una de sus intervenciones en el pleno de ayer. :: david palma
José Antonio Hernández durante una de sus intervenciones en el pleno de ayer. :: david palma

El endeudamiento baja en dos años del 161% al 136%, pero sigue muy por encima del máximo fijado por Hacienda para poder pedir más créditos

CLAUDIO MATEOS PLASENCIA.

El Ayuntamiento de Plasencia no podrá destinar a inversiones los 1,15 millones de euros que ha tenido de superávit en el ejercicio 2016, un problema con que se viene encontrando por superar ampliamente el límite máximo de endeudamiento que permite el Ministerio de Hacienda. Sólo podrá usar el dinero sobrante para reducir esa deuda, según establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria, aunque también se le permite emplear una parte en pagar las expropiaciones de varios inmuebles situados junto al Puente de Trujillo en cumplimiento de una sentencia judicial.

El pleno municipal aprobó ayer -con los votos favorables del PP y Extremeños y la oposición del PSOE, Ciudadanos y Plasencia en Común- la cuenta general de 2016, que ha arrojado un resultado positivo final de 1.150.600 euros. El concejal de Hacienda, José Antonio Hernández, utilizó ese dato para hablar de «satisfacción» por el balance económico del año, pese a la «difícil situación» que se deriva, como es sabido, de la sentencias por la expropiación de las huertas de La Isla.

La consecuencia contable de esas sentencias es que el coeficiente de endeudamiento municipal se mantiene en un 136%, es decir, que por cada euro que genera el Ayuntamiento en un año, debe 1,36. Se trata, según admitió Hernández, de una cifra que sigue siendo «descabellada» pese a que se ha reducido en 25 puntos desde el 161% que llegó a alcanzar cuando hubo que incluir en el pasivo de las cuentas municipales el rescate de 24 millones de euros concedido por el Ministerio de Hacienda para pagar las huertas, así como unos intereses que ascienden a cerca de 12 millones.

Semejante coeficiente de endeudamiento supera en mucho el 75% que Hacienda tiene como máximo para que las administraciones locales puedan solicitar nuevos préstamos. Eso significa en la práctica que las inversiones en la ciudad durante los próximos años van a depender casi en su totalidad de lo que aporten otras administraciones y de los fondos europeos, de los cuales se han conseguido cerca de 10 millones de euros en las recientes convocatorias del programa DUSI.

José Antonio Hernández destacó también que el plazo de pago a proveedores se ha reducido a 43 días, si bien sigue por encima del máximo de 30 días que marca la ley.

La oposición, por su parte, criticó que el superávit presupuestario de 2016 esconde únicamente una merma en la calidad de los servicios que presta el Ayuntamiento. El portavoz del grupo socialista, David Núñez, dijo que al gobierno local del PP «sólo le interesa que cuadren los números y poco los temas sociales». En la misma línea se manifestó el concejal de Plasencia en Común, Abel Izquierdo, quien afirmó que «los parámetros económicos mejoran a costa de empeorar la situación social y abandonar los servicios municipales». El edil de Ciudadanos, Juan Carlos Hernández, llamó al concejal de Hacienda «malabarista de los números», lamentó que el gobierno local del PP practique «una política económica basada en reducir servicios» y aseguró que el Ayuntamiento de Plasencia está «intervenido por el Estado».

Más

Fotos

Vídeos