El Consistorio acometerá mejoras en el ábside de la puerta del Sol y en la puerta Berrozana

Los inmuebles junto a la puerta Berrozana. :: David Palma
Los inmuebles junto a la puerta Berrozana. :: David Palma

La meta del consistorio es poner en valor los restos del antiguo Hospital de la Cruz de San Roque y liberar espacio de la muralla

LUCÍA SEMEDO PLASENCIA.

El ábside del Antiguo Hospital de la Santa Cruz de San Roque y la Puerta Berrozana son dos de los proyectos patrimoniales que el consistorio mantiene en el punto de mira, según confirmaron.

La llegada de los fondos europeos DUSI y la convocatoria del 1% Cultural del Gobierno de España son algunas de las cuestiones que animan al consistorio a acometer mejoras en estos espacios, patrimonio histórico de la ciudad en ambos casos.

Cabe destacar que el 1% Cultural contempla 50 millones de euros para toda España, por lo que el Ayuntamiento no puede asegurar que sean concedidos a Plasencia dada la cantidad de obras que se habrán presentado. Sin embargo, esta misma semana aseguró que el proyecto del ábside, valorado en unos 400.000 euros, se acometerá con los fondos europeos ya adjudicados a la ciudad en el caso de no contar con el apoyo del Estado.

La restauración del ábside contará con una inversión de cerca de 400.000 eurosEl consistorio trabaja para adquirir los inmuebles de la puerta Berrozana

El ábside del antiguo Hospital de la Santa Cruz de San Roque ya contó con mejoras durante el pasado año 2016. Los trabajos en este edificio, ubicado entre la puerta del Sol y la avenida de La Salle, permitieron la recuperación de un sepulcro que data del XVI, medio oculto en el suelo de esta edificación. La tumba era de Francisco de Valencia, mecenas del hospital y aún se pueden apreciar los escudos de los linajes Valencia, Montoya y Villoldo.

Estos trabajos se realizaron en el marco del proyecto para mejorar la puerta del Sol y su entorno, del que se recuperó también el solar que rodea al ábside. La fachada también fue objeto de mejoras.

Según informó el alcalde, Fernando Pizarro, los próximos trabajos se centrarán en el interior de este espacio para rehabilitarlo y poder darlo a conocer como recurso monumental entre los placentinos. En el proyecto también se contempla incluir un ascensor para facilitar el acceso a la planta superior.

El ábside es el único elemento que queda del Hospital de la Santa Cruz de San Roque. Desde el Consistorio esperan obtener el visto bueno del área de Patrimonio de la Junta de Extremadura para poder afrontar estas labores de rehabilitación y restauración a la mayor brevedad.

La puerta Berrozana y la restauración de la parte de la muralla que colinda con ella es otro de los proyectos relativos al patrimonio que abordará el Ayuntamiento de Plasencia y que se suma a las acometidas ya realizadas para centrarse en el recurso que supone la muralla.

Según informó el alcalde, próximamente abordarán el proceso de adquisición de varios inmuebles de la zona que serán derruidos para poder llevar a cabo estos trabajos.

La meta de la institución local con estas acometidas no es otra que recuperar una mayor cantidad de muralla, elemento histórico fuertemente ligado a la imagen de Plasencia.

La demolición de inmuebles abandonados próximos a esta edificación se viene dando durante los últimos años en las puertas, como es el caso de la de Coria. El proyecto del Consistorio se prolonga en el tiempo y esta vez es el turno de la puerta Berrozana.

El proceso de recuperación de este tipo de edificaciones, no obstante, es lento porque al tratarse de patrimonio histórico debe seguirse una serie de pasos que no dañen la estructura y que respeten la naturaleza y las formas de la muralla.

Cada movimiento debe ser aprobado por la dirección general de Patrimonio de la Junta de Extremadura, que asegura el buen desarrollo de los trabajos y que estos cumplan su fin: preservar los restos de tiempos pasados en la ciudad.

Las casas junto a la muralla de la puerta Berrozana, próxima a la casa de la Juventud, pasarán a ser propiedad del consistorio mediante permutas.

Una vez cuenten con el permiso de la administración regional y con los fondos, estos inmuebles serán derribados para dejar a la vista más muralla. Además, el espacio liberado podrá usarse para que los jóvenes lo aprovechen para realizar distintas actividades, según confirmó el consistorio.

Cabe destacar que la Junta de Extremadura hizo público a principios de este año el Plan Director para la muralla, un documento que recoge las labores que deben realizarse en este espacio con el fin de mejorarlo. La liberación de las zonas cercanas corre a cargo del Consistorio, mientras que será la Junta la que acometa estos trabajos en la infraestructura.

Desde el área de patrimonio del Ejecutivo hicieron público el pasado mes de enero que su interés era recuperar la muralla y su espacio, así como prepararla para la exposición a la que queda sometida a medida que se van eliminando inmuebles.

La puerta del Sol, la de Coria y la Berrozana son los tramos en los que el consistorio centra actualmente sus esfuerzos y una vez se lleven a cabo los trabajos en esa zona se ampliará el radio de acción.

Fotos

Vídeos