El centro de Valcorchero de Plasencia acogerá a menores con trastornos de la conducta

Parte del recinto del centro de menores de Valcorchero, que albergará el nuevo recurso. :: ANDY SOLÉ/
Parte del recinto del centro de menores de Valcorchero, que albergará el nuevo recurso. :: ANDY SOLÉ

La Junta plantea la reconversión de la instalación para evitar las derivaciones de los pacientes a otras comunidades autónomas

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

plasencia. El objetivo es que las obras comiencen este verano y que, un año después, el nuevo recurso esté en funcionamiento. Se trata del primer centro que tendrá Extremadura para tratar a menores con trastornos de la conducta, estén éstos o no ligados a problemas de salud mental, y que requieran ser internados para someterse a un tratamiento porque la convivencia con sus familias no es posible.

El nuevo recurso se hará realidad en el centro de menores de Valcorchero y será de referencia regional. Para ello la Junta llevará a cabo una inversión de 7,5 millones de euros.

«Extremadura no tiene ningún recurso de este tipo, no tenemos un centro que permita ingresar a menores de forma temporal para tratar sus problemas de conducta, a la vez que se trabaja con sus familias», señala Carmen Núñez, directora general de Políticas Sociales, Infancia y Familia.

Aunque contará con 40 plazas, durante los dos primeros años no se ocuparán más de 20

Es el motivo por el que hasta ahora la región está obligada a derivar a los menores que tienen estos problemas a otras ciudades para ser tratados como Madrid, Málaga o Zaragoza. «Pero esta no es la mejor solución para ellos, porque con las derivaciones llevamos a los menores a otras ciudades, los desligamos de su entorno natural y, a la vez, se paraliza el trabajo con sus familias», argumenta la directora general. Además, recuerda, «la región está obligada a contar con un recurso como el que se plantea hacer realidad en Plasencia tras la reforma en 2015 de la Ley de Protección de Menores».

Y ha sido el centro de Valcorchero el elegido para poner en marcha el nuevo recurso, previsto para un internamiento temporal de entre seis meses y un año, «no solo porque se encuentra en una ciudad que ya tiene otros servicios sociosanitarios, sino porque el propio centro de Valcorchero está ubicado en un entorno natural privilegiado y sito frente al Hospital de Plasencia». Además, también destaca Carmen Núñez, «la disposición de la infraestructura, con pequeñas edificaciones independientes, es idónea para el servicio que queremos dar».

Respuesta a los que están

Tendrá un máximo de 40 plazas, pero durante los dos primeros años no se quieren ocupar más de 20. «Se trata de un centro de gestión pública que queremos que funcione a la perfección y, por ello, consideramos que es imprescindible ir poco a poco para ir resolviendo los problemas que puedan surgir, porque es una labor nueva en la región», aclara.

A la vez que se ejecuten las obras de remodelación de la infraestructura se dará formación a los profesionales que trabajarán en el nuevo centro. «No solo a los que ya están en él, sino a los nuevos que se incorporen, porque se necesitará un equipo especializado en salud mental, así como más educadores y más personal de seguridad», detalla.

Antes también de que las obras comiencen, la Consejería de Sanidad habrá dado una respuesta a los cerca de 30 menores que hoy están acogidos en el centro de Valcorchero porque, por diferentes motivos, han sido separados de sus familias.

«Son menores tutelados y estamos viendo caso por caso para dar una respuesta individualizada; algunos retornarán con sus familias, otros irán a pisos tutelados, porque abriremos nuevos, y otros más a centros más próximos a los lugares donde estudiarán», concluye la directora general de Políticas Sociales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos