La cacería de Valcorchero se salda con 66 jabalíes abatidos

Los cazadores participantes en la batida de Valcorchero del domingo posan con las piezas cobradas. :: sociedad de cazadores de plasencia/
Los cazadores participantes en la batida de Valcorchero del domingo posan con las piezas cobradas. :: sociedad de cazadores de plasencia

La Sociedad de Cazadores la califica de «éxito» y avisa del peligro de sobrepoblación de esta especie en el monte público de Plasencia

C. M. PLASENCIA.

Un total de 84 cazadores, 15 de ellos con arco, participaron el domingo en la batida de jabalíes que se llevó a cabo en Valcorchero, la primera que se realiza en monte público placentino desde enero de 2013. Se cobraron un total de 66 ejemplares, casi cuatro veces más que los abatidos hace cinco años, lo que según los organizadores demuestra el importante incremento de esta especie que se ha registrado en Valcorchero, con un riesgo de sobrepoblación que, afirman, amenaza la viabilidad de las cabañas ganaderas que pastan en la zona.

El presidente de la Sociedad de Cazadores, Carlos Álvarez, calificó ayer la batida de «éxito», tanto por el número y el tamaño de los jabalíes abatidos, como por el «gran trabajo» que llevaron a cabo todos los implicados en las tareas de seguridad, fundamentales para un cacería que se desarrolló en un monte público que linda con el casco urbano y al que acuden todos los fines de semana cientos de placentinos a realizar actividades recreativas.

«Tanto Protección Civil como la Policía Local han estado de diez», afirmó Álvarez. La gran preocupación de ambos cuerpos era que el domingo nadie ajeno a la batida pudiera acceder a la zona delimitada, en concreto a la umbría de Valcorchero y una pequeña parte de la solana. Para ello había un voluntario de Protección Civil al inicio de la carretera del Puerto, junto al hospital, para informar a los viandantes de que se estaba desarrollando una cacería. También estaban situados en todos los senderos de acceso a la umbría, y el camino a partir de la explanada de la ermita estaba cortado completamente. La Policía Local incluso llevó el dron adquirido hace poco para supervisar la zona de caza en caso de ser necesario. No se registró ningún incidente más allá de alguna discusión de voluntarios con personas que, pese al aviso, se empeñaban en acceder a la zona acotada, aunque finalmente desistieron.

Una sola batida

La del domingo ha sido la única batida que llevará a cabo este año en Valcorchero la Sociedad de Cazadores de Plasencia. El pliego que regía el concurso para la explotación cinegética del monte público determinaba que el adjudicatario tiene derecho a organizar dos cacerías anuales a cambio del pago de un canon de 843 euros durante los dos años que dura el contrato. Carlos Álvarez explicó que han renunciado a esa segunda batida porque eso les obligaría a dividir el monte en dos zonas y reducir a la mitad el número de cazadores, de modo que no podrían participar todos los miembros de la Sociedad que lo desean.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos