El Ayuntamiento de Plasencia tendrá que pagar más de 350.000 euros a 62 auxiliares domiciliarias

Protesta de auxiliares de ayuda a domicilio en 2015. :: andy solé/
Protesta de auxiliares de ayuda a domicilio en 2015. :: andy solé

Una nueva sentencia establece que las contratadas en planes de empleo subvencionados también tienen derecho a cobrar como Grupo E

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOSPlasencia

Las auxiliares de ayuda a domicilio contratadas con cargo a los planes de empleo público subvencionados por la Junta de Extremadura también tienen derecho a que se les aplique el convenio municipal y a cobrar el salario correspondiente al Grupo E. Así lo ha confirmado el Juzgado de lo Social número 3 de Plasencia en una sentencia en la que condena al Ayuntamiento a pagar 6.031 euros a cada una de las seis auxiliares denunciantes, que fueron contratadas por 12 meses en el Plan de Empleo de Experiencia de 2016 y tan solo percibieron el salario mínimo.

Otras 56 trabajadoras de ayuda a domicilio que también denunciaron al Consistorio estaban pendientes de esta sentencia, ya que su situación es la misma. El gobierno local asume que la cantidad total con la que tendrá que compensar a las 62 demandantes, incluidas las seis que ya han ganado, superará los 350.000 euros, más el 10% de intereses de demora, pues aunque fuera a juicio contra todas es casi seguro que el resultado sería el mismo.

Calculando la cantidad

El Ayuntamiento no ha recurrido el fallo del Juzgado de lo Social. Según informó a través de su gabinete de prensa, el departamento de Personal se encuentra calculando la cantidad exacta que tiene que desembolsar y emitirá un informe a finales de la próxima semana que será analizado por el gobierno local. Al menos de manera oficial, por el momento no descartan ir a juicio.

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ya reconoció en marzo del 2017 el derecho de una auxiliar de ayuda domiciliaria a cobrar como Grupo E pese a que la categoría no está recogida en la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento.

Aquella sentencia se les aplicó después a otras 13 trabajadoras que habían sido contratadas con fondos propios del Consistorio. Sin embargo, los servicios jurídicos municipales consideraban que no tenían el mismo derecho las contratadas con cargo a los planes de empleo subvencionados.

El Juzgado de lo Social tumba ahora ese argumento y señala que a las demandantes también se les debe aplicar el convenio colectivo.

Ahora, a negociar

El abogado que representa a las 56 auxiliares que tienen denunciado al Ayuntamiento, Jesús Bermejo, recuerda que los juicios estaban señalados para octubre y que se aplazaron por acuerdo entre las partes, precisamente porque ya se había celebrado un juicio en septiembre sobre otras seis trabajadoras en la misma situación, cuya sentencia es la que se ha conocido ahora.

Bermejo señaló que están dispuestos a negociar con el Ayuntamiento la manera de proceder al pago de los más de 6.000 euros con los que deberá compensar a cada una de estas trabajadoras y llegar a un acuerdo similar al que se alcanzó el año pasado para las 13 auxiliares contratadas con fondos propios.

El pacto consistió en que si recibían el dinero antes del 31 de octubre de 2017, las trabajadoras renunciarían al 10% de intereses de demora. El abogado señala, no obstante, que el Consistorio incumplió el acuerdo, de modo que los intereses han sido reclamados por vía ejecutiva.

El gobierno local aún no ha decidido cómo va a afrontar este nuevo revés jurídico. Lo más probable es que intente demorar al máximo el pago del dinero, ya que se trata de una cantidad muy elevada que no tenía prevista en los presupuestos de 2018 que, a causa de la sentencia van a quedar descuadrados por completo nada más comenzar el ejercicio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos