La Audiencia confirma que el enganche de luz del helipuerto no era ilegal

Helipuerto del Infoex en Plasencia, situado a escasos metros del matadero municipal. :: david palma/
Helipuerto del Infoex en Plasencia, situado a escasos metros del matadero municipal. :: david palma

La empresa del matadero estuvo años pagando la factura, pero la justicia señala que esa no puede ser una reclamación penal, sino económica

C. M. PLASENCIA.

El enganche de luz del que durante varios años se estuvo beneficiando el helipuerto del Infoex a costa de la empresa que explotaba el matadero municipal, situado a pocos metros, no era fraudulento. Así lo ha ratificado la Audiencia Provincial de Cáceres, que ha dado por bueno el auto por el que el Juzgado de Instrucción número 1 de Plasencia desestimó una demanda del antiguo concesionario del matadero por defraudación del fluido eléctrico.

La Audiencia hace suyos los argumentos del juzgado placentino y considera por lo tanto que el enganche del helipuerto era un «suministro autorizado», ya que «en absoluto era oculto, como sería inherente a una actuación fraudulenta, sino que había sido expresamente autorizado por el Ayuntamiento de Plasencia, titular de las instalaciones del matadero».

El auto judicial concluye que «en realidad nos encontramos simplemente ante un conflicto económico acerca de la valoración del coste de ese suministro eléctrico que ha sido abonado por la empresa que explotaba el matadero, Cárnicas Plasencia, y que lógicamente debe ser resarcida de dicho importe por parte de la administración, conflicto económico que queda extramuros del Derecho Penal».

La empresa dejó de abonar el canon de explotación por el coste eléctrico que le suponía la pista

Cabe recordar que el hecho de haber estado pagando la factura de la luz del helipuerto desde que comenzó a funcionar en 2004 fue el principal argumento que esgrimió Cárnicas Plasencia para dejar de abonar el canon de concesión del matadero, una deuda que está en el origen del conflicto con el Ayuntamiento que ha llevado a la no renovación del contrato de explotación, el cierre de las instalaciones y la ejecución del aval de 150.000 euros.

La Junta de Extremadura ha reconocido que tiene una deuda con la Cárnicas Plasencia por el enganche de luz de todos estos años, pero no existe un acuerdo sobre la cantidad, que la empresa cifró en junio de 2016 en cerca de 60.000 euros. El Ayuntamiento, por su parte, se ha desentendido de esa disputa, que considera un problema entre la Junta y el concesionario, al cual no ha permitido compensar la deuda con la que a su vez mantiene con el Consistorio por impago del canon.

La deuda

Los técnicos municipales han cuantificado que debe 62.485,36 euros por el impago reiterado del canon de concesión y 57.560,16 por impuestos, tasas y precios públicos no abonados. Además, se le reclaman 121.567,52 euros por los daños causados en las instalaciones, que no han sido devueltas en buen estado de conservación. La deuda total asciende por lo tanto a 214.612,52 euros, lo que ha llevado al Ayuntamiento a iniciar los trámites para la ejecución del aval de 150.000 euros que el concesionario depositó cuando le fue adjudicada la explotación del matadero en año 2001.

Ni siquiera la recuperación completa del aval permitiría al Consistorio recuperar la totalidad de la deuda que le reclama a Cárnicas Plasencia, pero es que además el gobierno local se está encontrando con que el procedimiento administrativo está siendo mucho más complejo de lo que esperaba.

Mientras tanto el matadero municipal lleva ya más de un año cerrado, durante el cual las cerca de 30.000 cabezas de ganado que se procesaban anualmente en estas instalaciones se están llevado a otras poblaciones. El Ayuntamiento ha anunciado que volverá a licitar la explotación del matadero, pero aún no hay fecha para convocatoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos