Adif saca de nuevo a concurso la mejora de accesos del tren rápido a Plasencia

Estación de Monfragüe, que será adaptada a la circulación del tren de altas prestaciones. :: HOY/
Estación de Monfragüe, que será adaptada a la circulación del tren de altas prestaciones. :: HOY

La entidad abre un nuevo procedimiento para renovar la estación placentina, la de Monfragüe y un tramo de 17 kilómetros

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Nuevo contrato en la red ferroviaria de Extremadura para recuperar el tiempo perdido en una actuación necesaria para la llegada del tren rápido a la comunidad el próximo año. Adif Alta Velocidad ha convocado un concurso para redactar el proyecto de mejora de los accesos del tren de alta velocidad a Plasencia. Esta obra, que permitirá renovar la estación de Monfragüe, facilitará el nuevo servicio que se pondrá en marcha el próximo año entre Plasencia y Badajoz.

La empresa pública ya puso en marcha un procedimiento similar en 2015 con el contrato de adecuación de los accesos a Cáceres norte y Plasencia, que se adjudicó a finales de ese año a la Unión Temporal de Empresas formada por Ecisa y Gévora Construcciones por 5,3 millones de euros y un plazo de ejecución de seis meses. Sin embargo, ha sido rescindido «debido al cambio de escenario de las necesidades y las disponibilidades operado durante 2016», según recoge el nuevo concurso.

Más información

Ese contrato de 2015 se ha dividido ahora en dos actuaciones distintas. La parte correspondiente a Cáceres ha sido encomendada a la consultora pública Ineco dentro de un proyecto que también abarca la renovación de accesos y estaciones de Aljucén, Mérida y Badajoz. La redacción de los trabajos del área de Plasencia sale ahora a concurso por un importe de 150.000 euros y un plazo de ejecución de seis meses.

Una vez concluido el proyecto, Adif AV podrá licitar las obras. Aún se desconoce el plazo de ejecución, pero teniendo en cuenta los plazos administrativos se podría estimar que la actuación no concluirá hasta mediados del próximo año, coincidiendo con la fecha estimada para el inicio de la circulación de trenes por la plataforma del AVE entre Plasencia y Badajoz.

Además de afrontar la renovación de los accesos a Plasencia, como se planteaba en 2015, este nuevo contrato también pretende definir las actuaciones necesarias para adaptar la estación de Monfragüe, un paso clave en la circulación del tren de velocidad alta.

Esta estación, también denominada Palazuelo-Empalme, se encuentra en la línea Madrid-Cáceres-Valencia de Alcántara. Desde este punto parte un desvío hacia el norte, a Plasencia. Junto a esto, hay otra vía que permite la comunicación directa entre Plasencia y Cáceres, con lo que se forma un triángulo.

La redacción del proyecto tiene un plazo de seis meses, tras lo que se podrán licitar las obras

Unos kilómetros más arriba de este punto, en la vía que une Monfragüe con Plasencia, se construirán los ramales que permitirán a los trenes de altas prestaciones acceder a la plataforma del AVEen dirección a Cáceres, Mérida y Badajoz.

El servicio de altas prestaciones se limitará en una primera fase, a concluir en 2019, al tramo entre Plasencia y Badajoz. Hasta que se lleven a cabo las obras entre Talayuela y Plasencia, lo que permitirá que la plataforma del AVE tenga continuidad hasta el límite con Toledo, los trenes que accedan a la región por la línea convencional desde Madrid deberán llegar hasta la estación de Monfragüe. Desde ahí se dirigirán hacia el norte, bien para llegar a Plasencia o bien para incorporarse a las nuevas vías hacia Cáceres.

Primera fase en marcha

Para adaptarse al servicio de velocidad alta, el nuevo contrato plantea la reconfiguración de la estación de Monfragüe para dar prioridad a la circulación en dirección a Plasencia, que con esta actuación pasará a ser la vía directa, mientras que la continuación de la línea convencional hacia Cáceres (que en la práctica será sustituida por la circulación por la plataforma AVE) se configurará como un desvío. Como se ha indicado, actualmente es al revés, la vía directa va a Cáceres con un desvío a Plasencia.

Junto a esto, se plantea la renovación completa de las vías de la estación de Monfragüe con balasto, carril y traviesa polivalente, lo que permitirá implantar líneas de ancho ibérico (el que se emplea sólo en España y Portugal) con la posibilidad de adaptarlas en el futuro al ancho internacional. Así se plantea en todo el tramo de Plasencia a Badajoz.

También se llevará a cabo la renovación completa de las vías 1 y 2 de la estación de Plasencia, así como del trayecto entre ambas terminales, con un recorrido total de 16,7 kilómetros. En ambos casos se instalará nuevo balasto, carril y traviesa polivalente.

Por último, el proyecto incluye el vallado de todo el trayecto entre Monfragüe y Plasencia en los dos lados de la vía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos