Abre en San Gil el primer albergue atendido por discapacitados intelectuales

Nave donde se encuentran las habitaciones del albergue. :: andy solé

Usuarios de Placeat trabajarán en las nuevas instalaciones, uno de los 11 alojamientos para peregrinos que hay en la Ruta de la Plata

CLAUDIO MATEOS PLASENCIA.

La asociación Placeat dio ayer un paso más en su labor de lograr la plena inclusión de las personas con discapacidad intelectual con la apertura en la entidad local menor de San Gil del nuevo albergue que va a gestionar durante los próximos diez años. Plaser, la empresa social de servicios dependiente de Placeat, ganó en su día la licitación pública para explotar este albergue que convocó la Junta de Extremadura después de invertir en su construcción casi 547.000 euros.

Lo que hace especial a este albergue de entre todos los existentes en Extremadura, e incluso en España, es que entre el personal que atenderá a los turistas y peregrinos que lo utilicen habrá, con el apoyo de los responsables, varios usuarios de Placeat, algo que la asociación considera un hito en su labor integradora. Así lo destacó al inaugurar las instalaciones el presidente de la organización, Francisco Valverde, quien ejerció de anfitrión en la visita institucional de ayer y dijo que la intención es convertir pronto esta actividad en un negocio rentable que sirva para contribuir a la financiación de Placeat.

El director general de Turismo de la Junta, Francisco Martín, detalló las características del albergue. Se encuentra situado en un terreno de 380 metros cuadrados a medio kilómetro de la Vía de la Plata. El ejecutivo económico se lo compró hace seis años precisamente a Placeat. Consta de dos edificios principales: un antiguo secadero de tabaco que se ha reformado por completo, donde están la recepción, la cocina y las mesas comunes, más una nave de nueva construcción donde se encuentran las habitaciones con las 33 plazas que tiene de capacidad el albergue, repartidas en cinco cuartos de seis camas y uno de tres adaptado para personas con discapacidad. Todos ellos cuentan con su propio cuarto de baño.

Cuenta con 33 camas y el precio de la estancia será de 12 euros por noche con el desayuno incluido

Alojarse en el albergue costará 12 euros por persona y noche con el desayuno incluido, si bien habrá descuentos para grupos de 12 o más personas. El albergue puede alquilarse además por parte de empresas o colectivos que deseen realizar en él algún tipo de actividad. Se encuentra ubicado junto a las instalaciones donde Placeat realiza todos los veranos su campo de trabajo, aproximadamente a un kilómetro del casco urbano de San Gil.

Red de albergues

La Ruta de la Plata cuenta en la actualidad con 11 albergues en Extremadura, de los que tres permanecen cerrados. Francisco Martín aseguró que se irán abriendo a lo largo de la presente legislatura, empezando por el de Hervás, y después el de Alcuéscar, que está pendiente de un convenio de gestión con el Ayuntamiento, y el de Villafranca de los Barros, donde se han llevado a cabo obras de remodelación y se está licitando el mobiliario.

Andy Solé

Los que están funcionado en la Vía de la Plata, además del de San Gil, son los albergues de Baños de Montemayor, Oliva de Plasencia, Garrovillas de Alconétar, Torremegía, Zafra, Puebla de Sancho Pérez y Fuente de Cantos.

El director general de Turismo anunció que Extremadura estará representada en la comisión organizadora del próximo Año Xacobeo, que se celebrará en 2021. También dijo que están intentado que la Ruta de la Plata sea declarada Itinerario Cultural Europeo.

La puesta en marcha del albergue de San Gil se ha culminado tras seis años de gestiones en los que, con los edificios ya preparados, no se pudieron usar hasta resolver cuestiones de índole técnica, como el abastecimiento de agua, que es uno de los problemas que más ha retrasado la apertura. Francisco Valverde destacó la condición de San Gil como localidad «amiga» de las personas con discapacidad, ya que, además del nuevo albergue, Placeat tiene allí uno de sus centros de acogida de usuarios, que se reinauguró a principios de año tras un tiempo cerrado por una rehabilitación que costó cerca de un millón de euros.

Fotos

Vídeos