Hoy

La Policía Local prueba un dron para evitar los incendios intencionados de cada verano

La Policía Local de Plasencia ha probado esta semana un dron de vigilancia con el que pretende impedir que el próximo verano se vuelvan a producir incendios intencionados en la trama urbana de la capital del Jerte.

El pasado verano se incrementó la colaboración entre Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local en esta materia, pero aún así y a pesar de que hubo detenciones e identificaciones, se produjeron más de medio centenar de incendios de pastos. En diciembre, el alcalde placentino, Fernando Pizarro, anunció la decisión del Gobierno local de incorporar la tecnología de drones para intentar evitar estos incendios, que ponen en riesgo la vida de los vecinos. Así, dos agentes de la Policía Local se han formado en el uso y vuelo de drones con infrarrojos y cámaras térmicas.

En este sentido, esta semana se ha producido una primera toma de contacto con estos aparatos sobre el terreno, según ha informado el Ayuntamiento placentino.

Se trata de poder analizar sus características y ver hasta dónde pueden llegar este tipo de máquina antes de proceder a la adquisición de aparatos propios con cargo a las arcas municipales.

Por otra parte, ha comenzado a ejecutarse el plan periurbano de prevención contra incendios, que fue elaborado y aprobado con nuevas partidas presupuestarias que permitan avanzar en la creación de más cortafuegos que acoten los espacios susceptibles de ser objetivo de los pirómanos. La campaña que ya está en marcha continuará hasta el verano con el fin de que para entonces la mayor parte de los pastos alrededor de la ciudad estén desbrozados.

Pese a las prevenciones, en este mes de mayo se han registrado ya en los días de más calor y sequedad algunos incendios intencionados de poca consideración en espacios sin urbanizar de la zona norte de la ciudad. La mayor parte de ellos suelen producirse en el polígono de La Data y sus alrededores