Hoy

Parte de los afectados del PIR La Data recuperan su dinero

Miembros de la plataforma de afectados, ayer en Las Claras. :: palma
Miembros de la plataforma de afectados, ayer en Las Claras. :: palma
  • Un tribunal obliga a Caixabank a devolver a 17 compradores los 3.000 euros que adelantaron hace nueve años en la fallida promoción

Nueve años después, los afectados por la fallida promoción de viviendas del PIR La Data respiran satisfechos. Lo hacen al menos una parte de ellos, concretamente los 17 que decidieron emprender acciones legales contra Caixabank, entidad a la que la justicia obliga ahora a devolver a los compradores los 3.000 euros que adelantaron en su día por unos pisos que nunca se llegaron a construir. También debe pagarles los intereses legales.

Caixabank no fue la promotora del PIR La Data, sino la empresa Shayver, pero sí se encargó de financiar la adquisición del suelo y de recaudar el adelanto de 3.000 euros que tuvieron que abonar los adjudicatarios de las viviendas. El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Plasencia, en una sentencia ahora ratificada por la Audiencia Provincial de Cáceres, establece que el banco «ha incumplido las obligaciones de garantizar las cantidades abonadas a a cuenta y de velar por que las citadas sumas fueran depositadas en una cuenta especial». Añade que «la responsabilidad de la entidad bancaria no es la participación o no en la promoción de viviendas, sino la admisión e ingresos de los cesionarios adquirientes en una cuenta del promotor, incluyendo los deberes de vigilancia y control».

Satisfacción

La Plataforma de Afectados del PIR La Data expresó ayer su satisfacción por las resoluciones judiciales que, al menos para estos 17 compradores, ponen fin a nueve años de luchas en los que han reivindicado sus derechos ante todas las instancias implicadas. Primero lo intentaron con la promotora Shayver, a la que acusaron de estafarles, pero no fue posible porque quebró.

Después buscaron el amparo de la Junta de Extremadura apelando a los sucesivos responsables en materia de vivienda, con el argumento de que fue el ejecutivo autonómico el que promovió el PIR de La Data y ellos se limitaron a ir cumpliendo puntualmente con los requerimientos que les iban llegando desde la administración «con sello y membrete de la Junta».

Los consejeros y presidentes tanto del PP como del PSOE les prometieron buscar una solución que nunca llegó, ya que la Junta se lavó las manos y les abandonó a su suerte. No les quedó más remedio que acudir por su cuenta a los tribunales, por lo que en 2013 contrataron los servicios del gabinete Adolfo Maíllo & Asociados, el cual ha representado a los afectados hasta conseguir ahora las sentencias favorables a estos 17 adjudicatarios que, como premio tras muchas penurias, al menos recuperan su dinero.