Hoy

El nuevo jefe de la Policía Nacional se compromete a aumentar la presencia de agentes en la calle

Lisardo Gutiérrez jurando su cargo ayer en la comisaría. :: david palma
Lisardo Gutiérrez jurando su cargo ayer en la comisaría. :: david palma
  • Lisardo Gutiérrez inició su carrera en 1979 en Bilbao y durante los últimos años ha estado destinado en la academia de Ávila como profesor

El nuevo jefe de la comisaría local de Plasencia, Lisardo José Gutiérrez García, tomó ayer posesión de su cargo en un acto oficial en el que se comprometió, entre otras cosas, a aumentar la presencia de la Policía Nacional en las calles. Gutiérrez sustituye a Pedro Barragán, jubilado hace unos meses después de 13 años al frente de la comisaría placentina.

Asistieron al acto los máximos responsables policiales de Extremadura, así como el director general de la Policía, el pacense Germán López Iglesias. Ante todos ellos juró su cargo Lisardo Gutiérrez, que llega a Plasencia con 38 años de experiencia policial a sus espaldas, varios de ellos en el País Vasco durante la época más cruenta del terrorismo de ETA.

Ingresó en el cuerpo en 1979 y su primer destino fue Bilbao. Desde allí pasó a actividades operativas en la comisaría de Sestao-Portugalete. Después le destinaron a Tarragona, donde fue jefe de los grupos de investigación, atención al ciudadano y seguridad privada. Los últimos años los ha pasado en la Escuela Nacional de Policía de Ávila como profesor de la asignatura de prevención e intervención.

En su discurso de toma de posesión, Lisardo Gutiérrez destacó los logros de su antecesor, entre ellos haber bajado el número de infracciones en Plasencia a 20,4 por cada mil habitantes, y dijo que asume el cargo «con preocupación y confianza». Afirmó que quiere hacer hincapié en la prevención de delitos, de modo que anunció como su «primer objetivo» incrementar la presencia policial tanto en las calles como promoviendo charlas a mayores para evitar timos, y en los centros educativos para luchar contra el absentismo y el acoso escolar. También le preocupa el incremento del número de menores adictos a los juegos de azar. Pidió «colaboración ciudadana» en la lucha contra el tráfico de drogas y anunció una reorganización de los medios humanos de la comisaría placentina.

Estadísticas de delitos

También asistió a la toma de posesión la delegada del gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, quien dijo que el porcentaje de infracciones en Plasencia ha bajado de las 33,2 por cada 1.000 habitantes que se produjeron en el año 2012 hasta 20,44 en 2016, últimas cifras oficiales contabilizadas. Además, según esas estadísticas el descenso habría sido del 53% en delitos contra el orden público y el 29,6% en los de patrimonio, y habría habido una bajada en infracciones penales del 18%. «Plasencia es una ciudad muy segura», aseguró Herrera, al tiempo que destacó las «importantes» operaciones llevadas a cabo en el municipio contra el tráfico de estupefacientes. La delegada criticó en ese sentido a quienes «intentan algunas veces asustar a la población».