Hoy

Un hombre sufre quemaduras en el rostro y los brazos al incendiarse un piso en Plasencia

Un hombre sufre quemaduras en el rostro y los brazos al incendiarse un piso en Plasencia
  • El vecino fue rescatado por los vecinos en una vivienda del Rosal de Ayala y el vecino

Un hombre de 74 años sufrió ayer quemaduras de segundo grado en el rostro y los brazos al declararse un incendio en una vivienda del bloque número 3 de la calle Cabezuela, en el Rosal de Ayala. El hombre, que tuvo que ser rescatado por los vecinos, fue trasladado a la unidad de quemados del hospital Virgen de la Montaña de Cáceres. Además, resultaron levemente afectados por el humo un hombre de 81 años y una mujer.

La hipótesis que maneja la Policía Local es que el incendio tuvo como origen un brasero en el comedor de la vivienda, donde el hombre se encontraba en esos momentos. El fuego se propagó con rapidez y la víctima se dirigió hacia la puerta, pero no lograba salir. Fueron los vecinos quienes alertados por el humo y el ruido consiguieron forzar la puerta y lograron rescatarle.

El hombre presentaba quemaduras en varias partes del cuerpo, especialmente el rostro y los brazos, por lo que los sanitarios decidieron trasladarle a la unidad especializada que se encuentra en Cáceres.

A los pocos minutos de declararse el incendio las llamas se habían propagado ya por buena parte de la vivienda, situada en un segundo piso, y eran muy visibles desde el exterior, ya que salían por una de las terrazas interiores. No fue necesario desalojar el edificio completo, si bien los bomberos aconsejaron a los vecinos del primero y el tercero que tuvieran precaución en las estancias ubicadas justo encima y debajo de donde habían comenzado las llamas, y donde se había alcanzado la mayor temperatura.

Hasta el lugar del suceso se desplazaron los bomberos, ambulancias del 112 y la Cruz Roja, y unidades de la PolicíaNacional y la Policía Local. Los bomberos permanecieron algunas horas refrescando el piso siniestrado y ventilando el edificio de humos.

La Policía Local señaló que el hombre que sufrió las quemaduras no reside habitualmente en esa vivienda, pero a veces acude para pasar allí unas horas. Las primeras pesquisas apuntan a que pudo quedarse dormido con el brasero encendido, aunque afortunadamente se despertó a tiempo para poder escapar de las llamas y solicitar auxilio.

Primero de 2017

Este ha sido el incendio en vivienda más grave de lo que va de año en la ciudad de Plasencia. El anterior ocurrió el pasado 19 de diciembre en la primera planta del número 10 de la plaza del Ahorro, en el barrio de San Miguel, y obligó a desalojar todo el bloque. Una mujer de 77 de años tuvo que ser atendida por intoxicación leve de humos.

En septiembre una familia de cinco miembros, entre ellos tres niños de corta edad, fue rescatada por un vecino al incendiarse a causa de un cortocircuito una vivienda social del barrio de Gabriel y Galán.

Otros incendios en la región

Este es el tercer incendio que ocurre en Extremadura durante este puente de San José, en uno de los cuales ha muerto una mujer de 63 años en Siruela. En el otro incendio, ocurrido en la noche del domingo en Monesterio, no ha resultado ninguna persona herida aunque la vivienda sufrió graves daños materiales.