Hoy

El Círculo Empresarial nace con vocación de influir en la sociedad y cultura locales

Parte de la directiva del Círculo Empresarial, ayer en el Parador. :: d.p.
Parte de la directiva del Círculo Empresarial, ayer en el Parador. :: d.p.
  • El nuevo colectivo cuenta con 41 socios fundadores más otros 30 que se sumarán esta semana en una asamblea

plasencia. El Círculo Empresarial Placentino celebrará este jueves día 16 su primera asamblea, en la que a los 41 socios fundadores se unirán otros 30 que han pedido incorporarse a esta nueva asociación que nace con la vocación de convertirse en un agente activo de la vida social y cultural de la ciudad.

El presidente del Círculo, Eugenio Hernández (Grúas Eugenio), acompañado por parte de la directiva, presentó ayer en el Parador las líneas maestras que van a regir la actividad del colectivo, formado por empresas no sólo de Plasencia sino también de su entorno, y abierto incluso a la llegada de firmas de otras zonas de Extremadura interesadas en formar parte del proyecto.

Según Hernández, el Círculo pretende convertirse en un interlocutor que represente los intereses de los asociados ante agentes como las administraciones públicas o las organizaciones de trabajadores. De hecho, tiene la intención de reunirse con los líderes de todos los partidos políticos de la región, como ya hicieron la semana pasada con el popular José Antonio Monago.

Impulsarán además mejoras en el desarrollo comercial, formación, conciliación familiar, responsabilidad social corporativa y otros aspectos que vayan en beneficio de sus miembros. Paralelamente, quieren tener presencia en el día a día de la ciudad, tanto proponiendo debates sobre la ciudad como impulsando iniciativas culturales. Un buen ejemplo de esto último es el mecenazgo de la última edición del Premio de Investigación 'Pedro de Trejo', con el que se presentaron en sociedad recientemente.

Eugenio Hernández ya lanzó ayer algunas propuestas que, en opinión del Círculo Empresarial, pueden servir para reactivar la economía local. Una de ellas fue apostar por Plasencia como escenario de series de televisión y películas, ya que las productoras subcontratan a empresas locales, como se ha demostrado con el reciente rodaje de Still Star Crossed. También propuso abrir un debate sobre los festivos de ferias para evitar que sean «un billete de salida» para irse de la ciudad, y en un ámbito más regional pidió la bonificación total del Impuesto de Sucesiones, o al menos compensarlo con otros beneficios para las empresas que, según recordó, en el norte extremeño son mayoritariamente familiares y este impuesto les supone «un palo en las ruedas».