Hoy

Los trámites para el arreglo de Santo Domingo vuelven a empezar de cero

El presidente de la Unión de Cofradías habla con Pizarro, Pérez Urban y Dóniga en Santo Domingo. :: a. s.
El presidente de la Unión de Cofradías habla con Pizarro, Pérez Urban y Dóniga en Santo Domingo. :: a. s.
  • La Junta ya tiene en su poder el plan director que marcará todas las futuras actuaciones en la muralla de Plasencia

El arreglo de la iglesia de San Vicente Ferrer (Santo Domingo) es una necesidad que desde hace décadas reconocen la diócesis, propietaria del inmueble, la Junta de Extremadura, que tiene cedido el uso durante 99 años, y la Unión de Cofradías, que utiliza el templo para guardar y exponer numerosos pasos de Semana Santa merced a un acuerdo verbal con el ejecutivo autonómico. Sin embargo, nada se ha avanzado en todos estos años, como reconoció ayer el director general de Patrimonio Cultural, Francisco Pérez Urban, al anunciar que es ahora cuando se van a iniciar los contactos con el Ayuntamiento para determinar las necesidades de restauración de la iglesia y ver de qué manera se puede financiar.

Todas las promesas de arreglo de Santo Domingo hechas a lo largo de los años no han cristalizado en nada. «Se ha avanzado muy poco, mínimamente, y seguimos pendientes de una solución definitiva», reconoció Pérez Urban. Según han explicado técnicos de patrimonio en ocasiones anteriores, lo más urgente para acabar con la humedad, el principal problema del templo, sería limpiar y consolidar los muros, para luego retirar el encalado del interior y observar el estado en el que se encuentra la piedra. También es necesario consolidar el coro y el retablo y, por último, actuar en el interior de la sacristía, de donde ya se ha retirado el valioso retablo de azulejos renacentistas para su restauración y posterior exposición en otro espacio, posiblemente el Museo Catedralicio. Lo ideal, según manifestó en diciembre la Unión de Cofradías, sería elaborar un plan director en el que se hagan constar las actuaciones necesarias, como el que existe desde hace años para la catedral.

Pérez Urban visitó junto al alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, tanto Santo Domingo como los espacios de la muralla que han sido liberados recientemente por el Ayuntamiento derribando las casas anexas en la Puerta del Sol y la Ronda de Higuerillas. Próximamente se hará también en un inmueble situado junto a la Casa de la Juventud. Ahora queda pendiente que la Junta intervenga en estos lugares para adecuar la muralla que ha quedado a la vista.

Esos trabajos se llevarán a cabo siguiendo las directrices marcadas en el Plan Director de la Muralla de Plasencia, que ha sido elaborado por una UTE formada por el estudio madrileño Beades y el arquitecto Luis Acevedo Bruno, a la que se adjudicó el trabajo en abril de 2015 por importe de 99.000 euros. Francisco Pérez Urban dijo ayer que el plan está terminado y la dirección general de Patrimonio Cultural lo tiene en su poder desde finales de 2016, si bien su contenido no se hará público hasta que termine la revisión por parte de los técnicos regionales.

Por otra parte, Fernando Pizarro recordó ayer que el 17 de enero finaliza el plazo de dos meses que ha dado el Ayuntamiento a los propietarios de la Casa de las Dos Torres para iniciar los trámites del arreglo de este inmueble, al menos de la parte más urgente porque amenaza ruina, que es la cubierta. El alcalde avisó de que si no lo hacen pondrá el caso «en conocimiento de las autoridades judiciales» para que tomen las medidas que sean oportunas para proteger este importante edificio del patrimonio placentino.