Hoy

Un gran alivio para las arcas municipales

La UTE del agua pasa los recibos, pero es el Ayuntamiento el que factura y liquida el canon. :: andy solé
La UTE del agua pasa los recibos, pero es el Ayuntamiento el que factura y liquida el canon. :: andy solé
  • La sentencia del TSJEx sobre el canon del agua no generará ingresos nuevos a la ciudad, pero le evita tener que abonar casi un millón de euros

La principal consecuencia que tiene para Plasencia el reciente fallo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) sobre el canon del agua es el gran alivio que supone para las arcas municipales, no porque el Ayuntamiento vaya a lograr ningún ingreso extra, sino porque de haber perdido tendría que abonarle a la Junta, por lo pronto, casi un millón de euros.

Plasencia le lleva retenidos al ejecutivo autonómico aproximadamente 963.000 euros desde que el área de Hacienda se dio cuenta de que, como la Junta llevaba años sin pagar el IBI ni el alcantarillado de los edificios que tiene en la ciudad (hospital, centros de salud, viviendas sociales, dependencias administrativas...), un modo de cobrar podía ser compensar esa deuda con el canon de saneamiento, un impuesto autonómico que recauda el Ayuntamiento en el recibo del agua, y que luego le liquida a la Junta.

El gobierno regional recurrió en los tribunales, pero el TSJEx le ha dado la razón al Consistorio, que se encuentra así con que no sólo puede quedarse con esos 963.000 euros que ya llevaba retenidos, sino que puede seguir realizando compensaciones de deuda hasta cubrir los cerca de dos millones de euros que, según sus cálculos, le debe la Junta por el IBI y el alcantarillado. Esa cantidad se va incrementando además a razón de unos 400.000 euros anuales, puesto que el ejecutivo autonómico sigue sin pagar los tributos.

Operación contable

Esto no implica que el Ayuntamiento vaya a disponer de más dinero en los presupuestos de 2017, ya que esa compensación de las deudas se consigna mediante un simple apunte contable a lo largo del ejercicio. Es decir, que en los próximos presupuestos la recaudación del canon del agua volverá a aparecer como un pasivo que debe abonar el Ayuntamiento, y el IBI y el alcantarillado de los edificios de la Junta como un activo que debe recibir. Después, durante el ejercicio, se realizaran las correspondientes compensaciones entre uno y otro concepto, con la consecuencia de que, ya que el Consistorio no va a recibir esos ingresos, al menos tampoco pagará el canon y es un dinero del que, en la práctica, podrá disponer para sus gastos e inversiones.

La Junta de Extremadura aún no ha anunciado si recurrirá o no ante el Tribunal Supremo la sentencia del TSJEx. Preguntada al respecto, la portavoz del gobierno regional, Isabel Gil Rosiña, se limitó a decir la semana pasada que los servicios jurídicos lo estaban estudiando.

También existe la posibilidad de que la Junta de Extremadura intente por otros medios no perder la recaudación del canon del agua correspondiente a Plasencia. Fuentes municipales apuntan a que el ejecutivo regional podría estar buscando el modo de que sea la UTE Aguas de Plasencia la entidad que le abone directamente el impuesto. Hay que recordar que esta empresa es la que pasa los recibos a los contribuyentes, aunque el dinero va después a parar a una cuenta del Ayuntamiento, que es la entidad que realmente factura. De ahí que el TSJEx haya considerado que es el Consistorio y no la UTE el que tiene la condición de «sustituto del contribuyente», y de ahí que pueda compensar las deudas. Este diario ha preguntado a la Junta si está llevando a cabo alguna gestión para cobrar el canon a través de Aguas de Plasencia, pero no ha recibido una respuesta.