Hoy

San Gil y Pradochano, dispuestos a ir a los tribunales si Plasencia no les abona sus ingresos de 2016

Pizarro y los alcaldes Pradochano y San Gil en octubre de 2015. :: hoy
Pizarro y los alcaldes Pradochano y San Gil en octubre de 2015. :: hoy
  • Los alcaldes temen que les retiren la identidad jurídica si no reciben antes de fin de año los 48.000 euros que les corresponden

Las entidades locales menores de San Gil y Pradochano, que tienen a Plasencia como Ayuntamiento matriz, temen perder la identidad jurídica que tanto les costó conseguir si no son capaces de cuadrar su presupuesto anual ante el Ministerio de Hacienda. El motivo es que se acerca el final del ejercicio y el consistorio placentino no les ha abonado aún los 48.000 euros que les corresponden a cada una, una asignación que se viene repitiendo todos los años y que necesitan tener al menos reconocida para cumplir la regla del gasto de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

La inquietud de los alcaldes de estas dos entidades locales, ambos del PP, es tan grande que ayer tenían previsto aprobar en los plenos de sus respectivas juntas vecinales la contratación de un abogado que, llegado el caso, presentase una reclamación en los tribunales por esas cantidades. El gobierno local habló con ellos durante la jornada y finalmente el asunto quedó sobre la mesa, con el compromiso por parte del Ayuntamiento de Plasencia de que los 48.000 euros serán abonados, o al menos se firmarán los expedientes, durante las próximas semanas, en todo caso antes del cierre del ejercicio.

La alcaldesa de San Gil, Esther Sánchez Tapia, dijo que confían en la palabra del gobierno placentino y aguardarán «15 o 20 días» para ver si les dan una solución. En caso contrario, emprenderán las acciones legales. Justificó además la inquietud generada en que este año los presupuestos generales de Plasencia no contemplaban la habitual partida de 48.000 euros para cada una de las entidades locales menores, sino tan solo 10.000 a repartir entre las dos.

Les habían asegurado que la partida se iría complementando durante el año hasta alcanzar la cuantía habitual, pero estamos a mediados de noviembre y no sólo no ha sido así, sino que no les han ingresado cantidad alguna. Además, tampoco hay noticias de los convenios que anunció Fernando Pizarro en octubre de 2015 para «blindar» las asignaciones de San Gil y Pradochano y que estas no dependieran de la voluntad del político de turno.

El gobierno local aseguró ayer que se encuentran preparando las modificaciones presupuestarias necesarias para poder pagar antes de fin de año a las entidades locales menores, y achacó la polémica surgida a un «cúmulo de malentendidos que ya están aclarados».