Hoy

Un policía local probando las PDA para multas en 2012. :: hoy
Un policía local probando las PDA para multas en 2012. :: hoy

Las multas con móvil y el GPS del bus urbano buscan encaje entre los fondos europeos

  • El posicionamiento del autobús permite instalar en las paradas pantallas con información sobre la hora de llegada del siguiente vehículo

El plan de la Policía Local para dejar de multar con libreta y bolígrafo y empezar a emplear las nuevas tecnologías se encuentra estancado por la falta de fondos propios del Ayuntamiento. Después del fracaso que supuso hace cuatro años la implantación de las PDA (asistente personal digital en su traducción al español) proporcionadas por la Diputación de Cáceres, el cuerpo puso en marcha a finales de 2015 unas pruebas para para poner y tramitar las denuncias mediante teléfonos inteligentes.

Las pruebas, según la Policía Local, han resultado satisfactorias, pero actualmente no hay dinero para adquirir la aplicación y los terminales necesarios, de modo que el programa ha sido incluido en una de las convocatorias de fondos europeos a las que se ha presentado el Ayuntamiento, concretamente la denominada POCTEP (Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Portugal), que aún no ha sido resuelta.

En una situación similar se encuentra el proyecto de colocar, en colaboración con la cooperativa Los Arcos, tecnología GPS en los autobuses urbanos y pantallas en las paradas donde iría apareciendo de manera actualiada el tiempo real que falta para que llegue el siguiente vehículo, un sistema que está implantado ya en muchas ciudades españolas y que en Plasencia se lleva anunciando desde 2010.

Entonces estaba previsto incluirlo dentro de los fondos europeos Ecociudad, pero finalmente se quedó fuera. Ahora los técnicos municipales está negociando meterlo en el programa DUSI que presentaron conjuntamente el Ayuntamiento y la Diputación de Cáceres, el cual fue aprobado en octubre y en el que a Plasencia le corresponden 4,8 millones de euros. Si se implanta supondrá una importante mejora en la calidad del servicio del autobús urbano, en el que una de las principales quejas de los usuarios se refiere precisamente a la falta de información que tienen sobre el tiempo que les toca esperar en las paradas hasta que llega el siguiente autobús.

Mal funcionamiento

La imposibilidad de utilizar las PDA para las multas de la Policía Local se debieron en su día a que no llegaron a funcionar correctamente por problemas de incompatibilidad que no permitían a los aparatos conectarse con el Organismo Autónomo de Recaudación de la Diputación. Además, se trataba ya en realidad de una tecnología obsoleta, que quedó más que superada al llegar los teléfonos inteligentes.

Las pruebas con los móviles, en cambio, sí han sido positivas, pero falta la financiación. Por el momento se desconoce de qué manera se implantaría en caso de ser aprobado el programa europeo POCTEP. La referencia más cercana puede ser la ciudad de Cáceres, cuyo Ayuntamiento tenía previsto usar el contrato de comunicaciones municipales que en su día adjudicó a Vodafone para dotar a sus agentes con 140 teléfonos de gama media con sistema Android y cámara de fotos de al menos cinco megapíxeles. Estos teléfonos, configurados con la aplicación precisa, permiten llevar a cabo todo el procedimiento sancionador, desde introducir los datos de la denuncia acompañados por fotografías hasta comunicarla directamente al servicio de recaudación.

La Policía Local de Plasencia cuenta en la actualidad con algunos teléfonos móviles oficiales para los mandos, que les permite estar localizables las 24 horas del día. Además hay algunos otros aparatos que utilizan los agentes que se encuentran de servicio.