Hoy

San Gil reclama un botiquín y un segundo pozo de sondeo

Esther Sánchez Tapia, este verano en la plaza de San Gil junto al escudo de la localidad. :: david palma
Esther Sánchez Tapia, este verano en la plaza de San Gil junto al escudo de la localidad. :: david palma
  • Los habitantes de la entidad local menor se tienen que desplazar hasta Galisteo para comprar medicinas

La entidad local menor de San Gil cumple el próximo lunes 19 años con identidad jurídica propia, desde que dejó de ser un barrio de Plasencia, y lo hace reclamando algunos de los servicios e infraestructuras que más necesitan sus cerca de 300 habitantes. La alcaldesa de la localidad, Esther Sánchez Tapia, dijo ayer que llevan tiempo solicitando a la Consejería de Sanidad licencia para instalar un botiquín en el consultorio de la localidad, que pueda abrir durante las horas de consulta de manera que los vecinos no tengan que recorrer, muchos de ellos a pie, los tres kilómetros que les separan de la farmacia más cercana, en Galisteo.

Esther Sánchez dijo que sería la propia Administración local la que se encargaría de habilitar el espacio necesario, por lo que tendría «coste cero» para la Consejería, que sólo tendría que dar permiso para hacerlo. Estos botiquines son obligatorios tan solo en los municipios con más de 500 habitante, si bien la alcaldesa cree que se deben tener en consideración las características de los habitantes de San Gil, muchos de ellos personas mayores que no disponen de medios de locomoción. Además, dentro de poco regresarán al pueblo los 55 internos del centro que tiene Placeat en la localidad, el cual está pendiente de recibir los últimos permisos para su reapertura.

Otra de las necesidades urgentes de San Gil, según Esther Sánchez Tapia, es construir un segundo pozo de sondeo. Actualmente sólo hay uno para el abastecimiento de agua de toda la localidad, pero existe el riesgo de que se rompa la bomba, como ya ha ocurrido en alguna ocasión, y en esos casos no hay un sistema de repuesto que garantice la continuidad del suministro.

La alcaldesa lanzó estas reivindicaciones ayer durante la presentación en el centro cultural Las Claras del programa de las fiestas vecinales, que se celebran este fin de semana, precisamente para conmemorar la declaración como entidad local menor que se produjo el 14 de noviembre de 1997.

El sábado a las 11.00 horas será el acto institucional con entrega de menciones a personas que han destacado por su labor en favor de la localidad. A las 12.30 habrá una misa mozárabe cantada, y después comida de convivencia en la plaza. Por la tarde serán los juegos infantiles, y por la noche una actuación de Óscar Recio y disco móvil. El domingo de 11.00 a 14.00 el grupo Funámbulus montará su Palacio del Juego en la pista deportiva, a las 14.00 habrá degustación de migas extremeñas en la plaza y por la tarde terminarán las fiestas con animación infantil y juegos tradicionales.