Hoy

Los entierros e incineraciones, un negocio en alza

Tanatorio Plasencia, uno de los que cuentan con crematorio. :: palma
Tanatorio Plasencia, uno de los que cuentan con crematorio. :: palma
  • Los familiares de los fallecidos que tengan seguro pueden elegir entre cualquiera de los tres tanatorios que existen en la ciudad

El sector de los tanatorios y funerarias es un negocio en alza en todo el país y también en Plasencia, que cuenta ya con tres tanatorios privados que suman nueve salas de velatorio. Son el Tanatorio Plasencia y el San Lázaro, ambos con crematorio y situados en la carretera del cementerio, y el tanatorio de Funexpress, en la avenida martín Palomino.

El elevado precio de los servicios funerarios hace que un gran porcentaje de las familias opte por contrata alguno de los múltiples seguros de defunción que ofertan las compañías aseguradoras. En estos momentos en Plasencia un servicio estándar, que incluye la recogida del cuerpo, el velatorio y los traslados a la iglesia y el cementerio cuesta alrededor de 2.200 euros, a los que hay que sumar 990 euros del alquiler de un nicho para 10 años para quienes optan por dar sepultura, o 700 para la cremación.

Para evitar tener que desembolsar una cantidad tan alta en el momento del deceso, existe la opción de los seguros, que para una familia de cuatro miembros en la que los padres tengan entre 40 y 50 años tienen una cuota mensual media de unos 16 euros al mes. Algunas funerarias de Plasencia también ofertan la posibilidad de abonar en vida el coste del servicio completo y dejarlo así pagado para el momento del fallecimiento, sea cuando sea.

Los familiares de los fallecidos que tuvieran contratado un seguro de deceso con cualquier compañía tienen el derecho legal de elegir qué funeraria quieren que les preste el servicio, algo que no siempre se respeta por parte de las aseguradoras. Miguel Bernal, de Funexpress, asegura que en Plasencia se han llegado a vivir momentos de tensión por este motivo en las casas de fallecidos, cuyos familiares querían una funeraria y el seguro les decía que tenía que ser con otra en concreto. «Eso es ilegal, lo que pasa es que se aprovechan de que en esos momentos la gente no está para papeleos ni polémicas y acaban haciendo lo que les parece», señala Bernal, quien denuncia la existencia de «pactos» entre las compañías más grandes para repartirse el negocio. Es un problema que se da en todo el país y del que hace tiempo que vienen alertando sobre todo las funerarias más pequeñas, que son las que suelen salir perjudicadas con esta práctica.

Todos los Santos

El cementerio de Plasencia ha sido acondicionado esta semana de cara a la festividad de Todos los Santos, en torno a la cual se mantiene la tradición por parte de muchas familias de acudir al camposanto para adecentar las tumbas y lápidas de sus seres queridos y llevarles flores. El horario de apertura hasta el próximo miércoles es ininterrumpido de 9.00 a 18.00 horas, aunque el cierre es flexible en función de que a esa hora haya aún gente en el interior. Como todos los años, hay un servicio especial de autobuses urbanos.

El concejal de Servicios Municipales, Luis Miguel Pérez Escanilla, dijo que se han limpiado y desbrozado todos los alrededores del cementerio por la rambla de Santa Teresa, así como la zona de los aparcamientos. Además, se han arreglado desperfectos en los tejados de algunas galerías. Han sido autorizados tres puestos de flores a las puertas del camposanto.

Las tasas del cementerio se mantienen sin cambios. La más habitual, que es la concesión de un nicho durante 90 años, seguirá costando por lo tanto 958,20 euros con el mantenimiento (inspección, vigilancia y custodia) incluido. El precio de los columbarios se mantiene en 253,80 euros por 90 años, y los panteones se pagan a 1.538 euros el metro cuadrado para el mismo periodo.

Otras tasas recogidas en la ordenanza municipal del cementerio y que también siguen igual son los 118,70 euros que se pagan por los derechos de apertura, inhumación, exhumación o cierre de nichos viejos. Hay que abonar entre 18 y 66 euros para exhumaciones de restos, en función de si su destino es el osario general, el mismo cementerio u otro distinto. También se paga por el derecho de traspaso, que es de 58,05 euros entre padres e hijos y 101,60 entre personas con otros parentescos o ajenas entre sí. Están exentos de todas las tasas los «asilados de la beneficencia» y los «pobres de solemnidad», una terminología anticuada que el Ayuntamiento lleva tiempo queriendo retirar de la ordenanza.

Escanilla anunció no obstante que está previsto actualizar las tasas, no tanto para cambiar el precio sino para simplificar los distintos conceptos, de modo que algunas subirán un poco y otras bajarán.