Hoy

Las mujeres maltratadas podrán vivir acogidas en los pisos entre 9 y 12 meses

Cocina de uno de los pisos totalmente equipada. :: andy solé
Cocina de uno de los pisos totalmente equipada. :: andy solé
  • Las adjudicatarias tendrán que firmar un contrato en el que se comprometan a seguir un itinerario de inserción sociolaboral

Las mujeres que sean derivadas a uno de los seis nuevos pisos para víctimas de violencia machista construidos junto al centro de menores de Valcorchero podrán vivir en ellos durante un periodo de nueve meses, ampliables a 12 en determinados casos. Para poder disponer de la vivienda estarán obligadas a firmar un contrato en el que se comprometan a seguir un itinerario de inserción sociolaboral diseñado por los técnicos especializados del Instituto de la Mujer de Extremadura (Imex), en colaboración con los servicios regionales de empleo.

La directora general del Imex, Elisa Barrientos, participó ayer en Plasencia en una jornada sobre igualdad de género y desarrollo rural. Allí anunció cuáles serán las líneas maestras de funcionamiento de las viviendas para mujeres maltratadas. Se trata de un recurso que se pondrá a disposición de las víctimas durante una etapa intermedia, una vez que ya hayan superado la fase de máximo riesgo -durante la cual se alojan en la Casa de la Mujer de Cáceres o Badajoz-, pero cuando aún no están preparadas para enfrentarse en solitario a la vida en sociedad.

Los equipos multidisciplinares del Imex serán los encargados de determinar en qué momento derivan a la mujer a una de estas viviendas, en las que llevarán a cabo una vida autónoma ya sea solas o en compañía de sus hijos, si los tienen, pero siempre asistidas por el personal especializado de la Junta. Recibirán un seguimiento individualizado con el objetivo último de que puedan conseguir un trabajo y disponer así una independencia económica que les permita llevar una vida y unas relaciones sociales normalizadas.

Los seis pisos de Plasencia no serán habitados necesariamente por mujeres de la ciudad y su entorno, sino que serán los técnicos quienes decidan en cada caso a qué localidad las derivan. Las viviendas de Valcorchero serán las primeras en abrir, una vez que han recibido la semana pasada la licencia municipal de primera ocupación. La Junta está pendiente de obtener también esta licencia en las otras 16 viviendas que ha construido para este fin, seis de ellas en Cáceres y 10 en Badajoz.

Elisa Barrientos no ofreció una estimación de cuántas mujeres son susceptibles de recibir una de estas viviendas, si bien auguró que «probablemente serán más de las que creemos», puesto que una vez que se ha conocido la existencia del recurso «están saliendo casos de víctimas que no conocíamos y que estaban fuera de la red de asistencia».

La entrada en servicio de los pisos para mujeres maltratadas en Plasencia se ha retrasado varios años por diversos problemas burocráticos, entre ellos que el suelo donde se ubican es de uso terciario y no residencial, por lo que los técnicos municipales no admitían la denominación de VPO. El escollo se ha salvado denominándolas oficialmente 'alojamientos' en vez de 'viviendas'.