Hoy

Plasencia contratará a 90 parados con jornada completa durante seis meses

Operarios de la brigada municipal de obras arreglan desperfectos en el coso taurino.
Operarios de la brigada municipal de obras arreglan desperfectos en el coso taurino. / David Palma
  • Sonia Grande asegura que se ejecutará el Plan de Empleo Social que propone la Junta, «a pesar de que es populista y discriminatorio»

90 personas, parados de larga duración beneficiarios de la renta básica, serán contratadas por el Ayuntamiento gracias al Plan de Empleo Social. Un programa de la Junta que llega por segundo año y que, en esta ocasión, destina a la ciudad del Jerte 539.000 euros. La cantidad hará posible la contratación de los 90 trabajadores durante seis meses a jornada completa.

g

«Serán 90 porque el Ayuntamiento pondrá de su dinero los mil euros precisos para alcanzar los 540.000, que la Junta nos concedió el año pasado y que sin embargo ha recortado éste, para poder contratar a este número», aclaró la concejala de Empleo, Sonia Grande, ayer en la presentación del programa.

La aportación municipal, aún no cuantificada, será mayor «porque un año más el Ayuntamiento pagará la diferencia en los sueldos». Grande explicó en este sentido que con la subvención regional los sueldos a los contratados son de 600 euros, pero el Consistorio debe abonar la diferencia con los establecidos para las diferentes categorías en el convenio colectivo. No será el caso de las auxiliares de ayuda a domicilio, que se quedarán en los 600 euros, porque se trata de una categoría no recogida en la relación de puestos de trabajo del Ayuntamiento.

Pero sí de los operarios de obras, limpiadoras o peones múltiples, entre otros, que se contraten, por ejemplo, porque estas categorías sí aparecen en la relación. Aunque Grande quiso dejar claro que, por el momento, no se han decidido las categorías a las que afectarán los nuevos contratos que posibilita el Plan de Empleo Social.

A pesar de que el Gobierno local ha decidido ejecutarlo, aceptará por tanto la subvención regional y añadirá los fondos propios que sean precisos, «porque para nosotros el empleo sí es una prioridad», Sonia Grande definió ayer la iniciativa regional como «populista y discriminatoria» y criticó tanto el fondo como la forma.

«Es un plan discriminatorio, porque lo cierto es que va destinado a los parados de larga duración que cobran la renta básica, pero no para aquellos que tengan otros subsidios o ayudas, aunque sus rentas sean inferiores», criticó. «Desde nuestro punto de vista lo que hay que tener en cuenta para determinar a los beneficiarios son los ingresos per cápita». Por eso Plasencia no comparte la filosofía del plan y no está de acuerdo con el fondo.

Gastos de personal

Tampoco con la forma: «Todos son problemas para el Ayuntamiento; la Junta saca los planes de empleo en el último trimestre del año, y esto nos genera complicaciones para la gestión del personal, al menos en un consistorio con más de 400 empleados públicos».

Por ello la ciudad del Jerte reclama más flexibilidad al Gobierno regional, para poder llevar a cabo la contratación de los 90 beneficiarios a lo largo del año, en función de las necesidades que vayan surgiendo. «Porque de momento no sabemos siquiera cómo será el procedimiento», lamenta Grande, pero imagina que solo habrá dos opciones: contratar en una sola tanda en diciembre o en dos, repartiendo las 90 contrataciones para iniciar unas en diciembre y otras a partir de junio, de tal modo que la duración de todas sea de seis meses.

Por último, también en cuanto a la forma, el Gobierno local discrepa porque el plan para la Junta de Extremadura es una subvención, «pero para nosotros son contratos que incrementan nuestros capítulo de personal y tenemos un techo de gasto».