Hoy

Céntrica: 15 años de un proyecto incompleto

Parte de la promoción Céntrica en la que se aprecia el edificio inacabado cuya parte comercial fue adquirida por Romu. :: david palma
Parte de la promoción Céntrica en la que se aprecia el edificio inacabado cuya parte comercial fue adquirida por Romu. :: david palma
  • El germen de un nuevo parque comercial ofrece una posible salida para los numerosos locales que nunca se ocuparon

Fue en su día el gran proyecto inmobiliario de Plasencia. Una ambiciosa urbanización de varios bloques de viviendas que incluía atractivas zonas verdes y decenas de locales para lo que se vendió como el futuro epicentro comercial de la ciudad. Los pisos se terminaron de construir en el año 2001 y desde el principio los propietarios se encontraron con incumplimientos y problemas, agravados unos años después con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y la crisis que se llevó por delante a muchas empresas del sector, entre ellas Coto y Data, la promotora de este complejo inmobiliario.

Céntrica ha vuelto a ser noticia esta semana, aunque no por procesos judiciales ni deficiencias en los pisos, sino por el proyecto de un nuevo parque comercial que abre la puerta a que los numerosos locales que se encuentran vacíos desde hace 15 años tengan por fin una salida. Se trata de una iniciativa de la empresa placentina Romu, que en 2015 compró el edificio inacabado de Céntrica, el más próximo a la rotonda dedicada a los canteros, en un principio con la intención de acondicionar el inmueble para trasladar allí todo su negocio. Sin embargo, esos planes se han visto alterados ante el interés mostrado por diversas marcas por instalarse en ese lugar. La primera de ellas, como se ha venido informando, ha sido la firma de juguetes Toy Planet, que ha alquilado 500 metros cuadrados del edificio para abrir una tienda en el mes de noviembre. Los trabajos de reforma ya han comenzado.

Más que por el hecho en sí de que abra en Plasencia una nueva juguetería, la llegada a Céntrica de Toy Planet es relevante porque puede generar lo que el alcalde, Fernando Pizarro, ha denominado «efecto llamada», es decir, que otras marcas decidan apostar también por este nuevo proyecto de parque comercial y decidan implantarse en él. Los propietarios de Romu ya han adelantado al Ayuntamiento que existen empresas interesadas, entre ellas alguna conocida franquicia de restauración.

El proyecto de parque comercial se circunscribe al inmueble propiedad del Romu, que ocupa varias plantas de uno de los edificios de viviendas de Céntrica, entre ellas la parte inacabada que mira hacia la rotonda. La zona verde que se encuentra vallada en ese lugar va a ser recuperada por el Ayuntamiento, que también va a acondicionar el firme, desbrozar e instalar iluminación. Pizarro ha anunciado que será bautizada como Parque del Puerto de Béjar. Este espacio debería haber sido urbanizado y puesto en servicio por la promotora de Céntrica, pero nunca llegó a hacerlo.

Además del inmueble de Romu, en los demás edificios que forman la urbanización hay decenas de locales comerciales aún sin ocupar. Pertenecen a diversos dueños, en parte como consecuencia de las subastas resultantes de los procesos de ejecución hipotecaria lanzados en su día contra Coto y Data. La promotora y el aparejador responsable fueron además condenados en 2012 a reparar los defectos aparecidos durante más de una década en 32 viviendas de los cuatro bloques que componen la promoción denominada Céntrica 3. También hubo problemas con las zonas situadas entre los bloques, de las que la promotora se desentendió una vez que obtuvo la licencia de primera ocupación de las viviendas en 2004, pese a que el Ayuntamiento le advirtió entonces de que dichas licencias estaban condicionadas a que finalizase la urbanización de esos espacios. Finalmente, y tras varios requerimientos, Coto y Data completó el ajardinamiento en el año 2007.

Han sido 15 años de continuas polémicas para una urbanización que en su día fue el símbolo de un sector en auge, y que después sufrió las consecuencias del parón inmobiliario. El nuevo proyecto puede ahora acabar de consolidar la zona como una referencia comercial del norte de Extremadura, situada junto al hipermercado Carrefour y donde también han apostado por implantarse algunas de las principales franquicias de comida rápida, la última de ellas Burger King con la apertura de su restaurante hace diez meses.

La iniciativa cuenta con el apoyo del Ayuntamiento, y así se lo hizo saber el alcalde a sus promotores en la reunión que mantuvieron la semana pasada. De hecho, fue el propio gobierno local el que se encargó de hacer pública la existencia del proyecto y de la próxima apertura de Toy Planet por medio de su gabinete de prensa.