Hoy

Víctor Cerro ensaya en el viejo puente de hierro del ferrocarril su próximo gran reto

vídeo

Víctor Cerro en medio del puente preparado para saltar. :: andy solé

  • El ilusionista y escapista placentino intentará llevar a cabo el 4 de noviembre en el Puente Nuevo de Ronda (Málaga) un número de magia extrema nunca antes realizado

El ilusionista y escapista placentino Víctor Cerro intentará llevar a cabo el próximo 4 de noviembre en el Puente Nuevo de Ronda (Málaga) un número de magia extrema nunca antes realizado. Acompañado por su mujer, Patri Zenner, también ilusionista, y los monitores de la empresa placentina de turismo de aventura Guía 2, realizó ayer un entrenamiento preparatorio para este desafío, para lo cual eligió el viejo puente de hierro del ferrocarril, situado en la antigua Vía de la Plata.

El día 4 en Ronda el placentino, ataviado con una camisa de fuerza, se colgará boca abajo de una estructura con bisagra, llena de cuchillos, que se mantendrá abierta hasta que se consuma una cuerda a la que se prenderá fuego. «El reto consiste en liberarme a tiempo para después dejarme caer al vacío», explicó Víctor Cerro ayer sobre el puente de hierro del río Jerte, una estructura ferroviaria en desuso, con más de 50 metros de altura, que se encuentra a pocos kilómetros de Plasencia.

El entrenamiento consistió en dos saltos y su objetivo principal fue determinar si el arnés que llevará en los pies durante su espectáculo en Ronda podría llegar a romper las cuerdas, así como «sufrir» de primera mano el latigazo que se produciría en un salto fallido. «Realmente hay que estar muy loco para hacer este tipo de cosas», declaró el mago en el entrenamiento.