Hoy

La Junta reclama a Plasencia en los tribunales el canon del agua

  • El gobierno regional cree que el Ayuntamiento no tiene derecho a compensar los impagos de IBI quedándose con el tributo de saneamiento

La 'guerra tributaria' entre el Ayuntamiento de Plasencia y la Junta de Extremadura ha llegado a los tribunales. El gobierno local confirmó ayer que la Consejería de Hacienda está reclamando por la vía contencioso-administrativa el ingreso del canon del agua, que el Consistorio placentino le retiene desde hace dos años en compensación por los impagos del IBI, ya que la Junta no tributa nada por los inmuebles que posee en la ciudad.

La Consejería considera que el Ayuntamiento no tiene derecho a compensar esas deudas, puesto que no es él quien paga el canon de saneamiento, sino los consumidores. Por su parte, el Consistorio placentino argumenta que, ya que es él quien cobra el canon por medio del recibo del agua y el que luego practica la autoliquidación a la Junta, la ley le permite aplicar los mecanismos de compensación de deudas entre instituciones.

Los jueces tendrán la última palabra sobre quién lleva razón en este contencioso. Todo comenzó hace dos años -con Monago aún de presidente, matiza el gobierno local-cuando el Ayuntamiento vio que la Junta de Extremadura le adeudaba cerca de dos millones de euros, la mayor parte de ellos en concepto de IBI y alcantarillado. Tomó entonces la decisión de empezar a compensar esa deuda reteniendo el dinero del canon del agua. Esa operación contable se lleva a cabo cuatro veces al año, de modo que las cantidades acumuladas a día de hoy son muy significativas. De hecho, el Ayuntamiento calcula en unos 400.000 euros anuales la deuda que va acumulando la Junta por no pagar el IBI de sus inmuebles.

La Consejería de Hacienda ha manifestado a este diario su intención de «resolver sus discrepancias con cualquier administración pública en el marco de la buena relación, eficacia, coordinación y satisfacción de los intereses de los ciudadanos». Sin embargo, apunta que «los trámites seguirán su curso en la vía administrativa o contenciosa que proceda», lo que significa que están dispuestos a llegar a hasta el final.

El gobierno local asegura que la primera sentencia sobre este asunto se debe emitir ya en breve. Será entonces cuando sepa si puede quedarse con el dinero del canon o, por el contrario, debe devolver a la Junta todas las cantidades retenidas desde que comenzó a compensar las deudas, lo cual causaría un importante quebranto a las finanzas locales dado el importe acumulado durante estos dos años.

Mientras tanto, la Tesorería municipal sigue generando de manera periódica los expedientes de compensación de deudas en un ciclo que se repite y que finaliza su recorrido administrativo cuando la junta de gobierno local desestima las alegaciones de la Consejería de Hacienda y esta acude a los tribunales.