Hoy

El hundimiento de la avenida de Extremadura se arreglará en 2017 con cargo a fondos municipales

El hundimiento de la calzada es cada vez más visible. :: andy solé
El hundimiento de la calzada es cada vez más visible. :: andy solé
  • El proyecto contempla canalizar los acuíferos subterráneos que han degradado el terreno bajo la calzada

Una de las promesas que viene haciendo el Ayuntamiento desde hace años a los vecinos del barrio del Pilar se verá cumplida por fin en los presupuestos municipales de 2017. El alcalde, Fernando Pizarro, anunció ayer que las cuentas incluirán una partida de unos 60.000 euros para arreglar el hundimiento de la calzada en la zona central de la avenida de Extremadura, una de las principales vías de la ciudad.

Los técnicos municipales se encuentran ya redactando el proyecto de esta actuación, que viene siendo demandada por los residentes en la zona desde hace tiempo. La conclusión de los expertos es que el hundimiento se debe a que los acuíferos subterráneos que pasan por ahí han degradado el terreno sobre el que se asienta la calzada. Por lo tanto, la obra consistirá en abrir la avenida para canalizar esos acuíferos de modo que dejen de erosionar el subsuelo, y después volver a asfaltar. Pizarro aclaró que el coste de 60.000 euros es orientativo y bajo el supuesto de que una vez abierta la calle no aparezca ningún otro problema que haya que solucionar.

El anunció de la dotación de esta obra en 2017 fue realizado por el alcalde en la visita previa que los miembros del gobierno local hicieron al barrio del Pilar con motivo de sus fiestas vecinales, que comienzan hoy y se prolongarán hasta el domingo. Allí también detalló las actuaciones que se están llevando a cabo en el parque de los Pinos, consistentes es la depuración fitosanitaria de los estanques, eliminación del mobiliario urbano obsoleto, colocación de plantas en las zonas que habían quedado sin uso y poda de los pinos cuyas ramas amenazaban con caer al suelo.

Tanto Pizarro como el presidente vecinal, Javier Jiménez, destacaron los esfuerzos realizados para que la guardería del Pilar, situada en los bajos del centro cívico del barrio, pueda mantener su actividad una vez conseguido el certificado que va a permitir que siga funcionando como ludoteca. La incertidumbre había hecho que muchos padres optasen por no matricular a sus hijos este curso, si bien Jiménez les animó a hacerlo porque el centro, en el que además se han llevado a cabo reformas, cuenta ya con todos los parabienes, y ahora mismo sólo hay matriculados seis niños para una capacidad de más de 20.

Entre las actuaciones que sigue realizando el Ayuntamiento en el barrio del Pilar, el alcalde mencionó también la adecuación del parque de la antigua cantera, así como la replantación de árboles en algunas zonas en las que se habían eliminado por estar enfermos.