Hoy

Plasencia sigue reteniendo a la Junta el canon del agua por el impago del IBI

El canon regional del agua es abonado por los contribuyentes en cada recibo trimestral. :: andy solé
El canon regional del agua es abonado por los contribuyentes en cada recibo trimestral. :: andy solé
  • El Ayuntamiento desestima un nuevo recurso del gobierno autonómico tras quedarse con más de medio millón de euros

Como la Junta no paga el IBI de sus inmuebles, el Ayuntamiento se queda con lo recaudado por el canon del agua. En ese 'tomarse la justicia por su mano' se resume la guerra tributaria que mantienen desde hace un año los gobiernos placentino y extremeño, la cual acaba de vivir un nuevo episodio al desestimar el Consistorio otro recurso de la Consejería de Hacienda contra la compensación de deudas mutuas, esta vez por importe de 532.564,99 euros.

El Ayuntamiento ha retenido ese dinero porque, como ya manifestó el pasado diciembre en un informe de Tesorería, «es práctica habitual de la Junta no atender sus obligaciones tributarias con Plasencia (no paga absolutamente nada de IBI ni de alcantarillado), lo que produce un grave quebranto en las arcas municipales». Para compensarlo, el Consistorio lleva algo más de un año quedándose con la recaudación del canon de saneamiento, un tributo que pagan todos los hogares y empresas extremeños y que va incluido en el recibo del agua.

La Consejería de Hacienda ha utilizado durante los últimos meses numerosos argumentos para oponerse a esta compensación de deudas. En su primer recurso de 2015 alegó que el Ayuntamiento no puede hacerlo porque no es deudor de la Junta, sino que lo son usuarios del servicio de abastecimiento de agua. El tesorero respondió a eso que el Consistorio es deudor «por partida doble», pues que no sólo es el que presenta la autoliquidación del canon, sino que además «tiene la condición de sujeto pasivo-contribuyente».

En este nuevo recurso, la Junta niega que el Ayuntamiento sea un sustituto del contribuyente, puesto que el servicio de agua se presta en régimen de concesión. Desde la Tesorería municipal responden que «la UTE es un mero colaborador en la recaudación municipal», pero es el Consistorio el que «cobra con su CIF, factura la tasa, la recauda y presenta la correspondiente autoliquidación del canon de saneamiento».

La Consejería argumenta también que las entidades colaboradoras «tienen la obligación de ingresar las cantidades facturadas una vez hayan sido percibidas». El Ayuntamiento le da la razón, pero matiza que, al no abonar a la Junta el dinero que percibe por el canon del agua «se genera una deuda frente a la administración autonómica, que es la que se compensa». Por lo tanto, «no se está compensando el canon, que ya ha sido pagado debidamente por los usuarios del servicio de modo de la deuda de estos con la Junta ha quedado saldada, sino la autoliquidación impagada por el Ayuntamiento». Como se ve, el Consistorio se acoge a una argumentación muy técnica para intentar demostrar que es él, y no los contribuyentes placentinos ni la UTE del agua, el que tiene la deuda con la Consejería de Hacienda, y por lo tanto está en su derecho de compensarla con el impago del IBI por parte de la Junta.

La última alegación del recurso se refiere a que el Ayuntamiento no habría notificado a las distintas consejerías propietarias de los inmuebles la deuda que tenían por no haber pagado el IBI. Para el tesorero, este argumento «no pude atenderse puesto que el IBI es un tributo de carácter periódico y por recibo, cuya notificación se hace colectivamente», y no de forma individual a cada contribuyente, tal y como consta en la ley. También justifica el recargo ejecutivo aplicado a los recibos de acuerdo a lo contemplado en la normativa para estos casos. Finaliza su argumentación apuntando además que la compensación aplicada por el Ayuntamiento es «de justicia, pues si bien el objeto del canon de saneamiento, como ingreso de derecho público que es, atiende necesidades públicas, también tienen dicho carácter los tributos municipales».

La Junta de Extremadura no ha anunciado por el momento si tiene previsto recurrir a los tribunales para reclamarle a Plasencia el dinero del canon del agua compensado hasta la fecha por el IBI, una cantidad que aún puede incrementarse.