Hoy

La nueva revisión de los valores catastrales elevará otro 1,06% el recibo del IBI urbano en 2017

La subida acumulada el IBI en los últimos seis años se acerca al 60%. :: david palma
La subida acumulada el IBI en los últimos seis años se acerca al 60%. :: david palma
  • La subida se añade al 10% de incremento que el impuesto ha tenido este año y permitirá al Ayuntamiento recaudar unos 80.000 euros extra

No será un incremento tan fuerte como el este año, pero el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) volverá a subir en Plasencia en 2017. El motivo es una nueva revisión de los valores catastrales, concretamente del 1,06%, que entrará en vigor el próximo 1 de enero y se trasladará íntegramente a los recibos al mantenerse el tipo impositivo del 0,60, el mismo que se viene aplicando desde 2013.

El incremento de la recaudación previsto por el Ayuntamiento a consecuencia de esta subida es de unos 80.000 euros en la principal fuente de ingresos propios que tiene el municipio. La cantidad es muy inferior a los cerca de 700.000 euros que ha ingresado de más este año tras la anterior revisión de los valores catastrales, que fue del 10%.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer la lista de los municipios a los que se ha revisado el catastro de cara a 2017. Plasencia es uno de los 52 de la provincia de Cáceres que figuran en esa relación, y lo hace por segundo año consecutivo. El motivo, según apunta el gobierno local, es la obligación que establece el Ministerio de que los valores catastrales de los inmuebles se sitúen en torno al 50% del valor de mercado, un objetivo que el Ayuntamiento de Plasencia considera ya cumplido con estas dos revisiones.

La subida del IBI de 2017 será la tercera que se acomete en Plasencia en los últimos seis años. La primera de ellas, en 2011, fue obligada por el Gobierno central y entonces no se tocaron los valores catastrales, sino que se aumentó directamente el tipo impositivo, que pasó progresivamente del 0,42 al 0,60 entre 2011 y 2013, lo cual supuso en la práctica un incremento muy notable de los recibos. Esa subida, sumada a la de 2016 y a la que se va acometer el próximo año, hace que desde 2011 el IBI se vaya encarecer para los contribuyentes placentinos cerca de un 60%, ya que con cada nueva subida de los valores la aplicación del tipo de referencia incrementa la carga impositiva.

El Ayuntamiento de Plasencia ha decidido en estas dos revisiones de los valores catastrales mantener el tipo en el 0,60, al contrario que otras ciudades que lo han reducido para que la subida no se trasladase al recibo del IBI. La explicación del gobierno local es que el tipo ya se encuentra en el tramo inferior de la horquilla que permite el Ministerio de Hacienda (entre el 0,50 y el 1,20).