Hoy

Cerca de 1,5 millones en competencias impropias

Además de las inversiones en infraestructuras, el Ayuntamiento de Plasencia espera que los presupuestos regionales de 2017 empiecen a recoger partidas para sufragar algunas de las competencias impropias, es decir, servicios que son responsabilidad del gobierno autonómico pero que presta el Consistorio. Esa es una de las peticiones que le hizo Fernando Pizarro a Guillermo Fernández Vara en su última reunión, dentro de las ayudas que la ciudad espera obtener de la Junta para paliar en la medida de lo posible la situación económica en la que se encuentra a causa del pago de las sentencias de las huertas de La Isla.

Pizarro cifra en torno a 1,5 millones de euros esas competencias impropias, que en su día se iniciaron con convenios en los que la Junta aportaba el 100% del dinero y después fue reduciendo la asignación, como es el caso de la guardería de La Data, que le cuesta al Ayuntamiento 250.000 euros anuales.