Hoy

Festejos sopesa volver a retrasar las ferias hasta la tercera semana de junio

Charanga de animación en la Plaza Mayor durante las ferias de este año. :: david palma
Charanga de animación en la Plaza Mayor durante las ferias de este año. :: david palma
  • Aguarda la propuesta final de la Federación de Empresarios para fijar los festivos locales de 2017 el jueves 15 y viernes 16

Las ferias y fiestas de Plasencia se pueden retrasar en 2017 una semana más, concretamente hasta la tercera de junio, con los días festivos locales fijados para el jueves 15 y el viernes 16. Es la opción que está manejando la concejalía de Festejos, la cual se encuentra pendiente de conocer el resultado de una reunión que mantendrá hoy la Federación de Empresarios antes de tomar una decisión definitiva.

Las ferias de Plasencia ya se retrasaron a la segunda semana de junio en el año 2014, después de que se hubieran venido celebrando la primera semana de ese mes durante más de un siglo, desde 1899. Este segundo movimiento en el calendario obedecería, según dijo ayer el concejal de Festejos, Luis Díaz, a la intención de «facilitar a los más jóvenes» la participación en las fiestas, pues así «no coincidirá con los exámenes de selectividad», o más concretamente con la reválida de bachillerato que se implantará el próximo año en sustitución de las tradiciones pruebas de acceso a la universidad.

Díaz matizó que el cambio de fechas de las ferias, que sería el segundo en cuatro años, aún no es seguro. El gobierno local tomará la decisión final teniendo en cuenta sobre todo el resultado de la reunión de hoy de la Federación de Empresarios, en la cual, según apuntó, están representados todos los negocios a a los que afectan las ferias, sobre todo los hosteleros y los comerciantes. De hecho, aseguró que la propuesta parte de estos colectivos.

Lo que sigue sin cambios es que las ferias volverán a tener asignados los dos festivos locales de 2017, concretamente el jueves y el viernes, como viene siendo habitual en los últimos años. Desde que el PP llegó al poder ha manifestado en ocasiones su intención de, al menos, abrir un debate sobre la conveniencia de trasladar a otro momento del año uno de los dos festivos, pero hasta ahora todo sigue igual.

La fecha de las ferias fue uno de los asuntos tratados ayer en la comisión municipal de Cultura, Juventud, Deportes, Festejos y Turismos, pero no fue dictaminado al estar Luis Díaz aún a la espera de recibir la propuesta definitiva de los empresarios. El hecho de no votar el punto fue criticado por parte de la oposición, concretamente por el concejal de Ciudadanos, Juan Carlos Hernández, y el de Plasencia en Común (PeC), Abel Izquierdo, que recordaron que los festivos locales deben aprobarse en el pleno ordinario de este mes de septiembre, por lo que será necesario convocar antes una comisión extraordinaria con el único objetivo de dictaminar sobre los días festivos. Izquierdo denunció que esa comisión costará 700,81 euros a las arcas públicas, a razón de 63,71 euros de dieta para cada uno de sus 11 miembros, un gasto que, según dijo, hubiera sido innecesario «si existiera una mínima planificación» en Festejos.

En cuanto al fondo del asunto, el edil de PeC apuntó que, si bien la decisión sobre los festivos «nunca agradará al 100% de la ciudadanía», es necesario «determinar cuál es la opción más ventajosa para la ciudad». Además afeó a Díaz que sólo cuente con la opinión de los empresarios, cuando la Constitución reconoce también como agentes sociales a los sindicatos.

Juan Carlos Hernández, por su parte, se mostró contrario a volver a cambiar las fechas de las ferias de junio, pues a su juicio con eso sólo se conseguiría «generar una nueva polémica en la ciudad». Coincidió con el edil de PeC en la necesidad de consultar el asunto con más colectivos ciudadanos además de los empresariales.