Hoy

Último intento para 'Las Edades del Hombre'

Exposición de Las Edades del Hombre en la catedral de Segovia en el año 2013. :: hoy
Exposición de Las Edades del Hombre en la catedral de Segovia en el año 2013. :: hoy
  • Plasencia aspira ahora a ser sede de la exposición en 2020 tras ver frustrada su esperanza de acogerla este año

  • Pizarro reclama una respuesta clara sobre las opciones de la ciudad de recibir la muestra de arte sacro

La posible llegada a Plasencia de Las Edades del Hombre, la gran exposición de arte sacro que se organiza cada año en Castilla y León, se ha convertido en una cuestión casi de honor para la ciudad después de haberse quedado sin ella este año, cuando parecía cosa hecha y después se supo que la fundación que organiza la muestra se la había concedido a la ciudad zamorana de Toro. Ese revés provocó un gran enfado en Béjar, localidad que iba a compartir la exposición con Plasencia y cuyo alcalde, Alejo Riñones, acusó el pasado mes de julio a la Diócesis placentina de haber «ninguneado» a su municipio, que había puesto todas las facilidades para convertirse en sede.

Plasencia también encajó el golpe de que se le negase un evento tan atractivo por su prestigio y su potencial turístico, pero lo hizo en silencio. Las única reacción desde el Ayuntamiento fue decir que se seguiría intentando de cara a próximas ediciones, recordando además que es algo que no depende tanto de la voluntad del gobierno local como de la administración eclesiástica, que es la organizadora, y de la Junta de Extremadura, que debe poner la mayor parte del dinero porque traer Las Edades del Hombre no es ni mucho menos gratis.

Esta semana el alcalde, Fernando Pizarro, ha anunciado que ya ha sido tramitada una nueva solicitud formal para que Las Edades del Hombre desembarquen por fin en Plasencia en el año 2020. Antes no puede ser porque las tres próximas ediciones están ya comprometidas para Cuéllar (Segovia), Aguilar de Campoo (Palencia) y Lerma (Burgos). Al contrario de lo que ocurrió en 2013, cuando el Ayuntamiento, la Junta y el Obispado anunciaron por todo lo alto que la exposición llegaría a Plasencia en 2016, esta vez no se hacen promesas. Más bien al contrario, Pizarro se ha curado en salud al decir que van a intentar por todos los medios que desde la fundación de las Edades del Hombre se dé «una respuesta clara» sobre si la Diócesis placentina tiene opciones o no de ser la sede en 2020, palabras que suenan casi a ultimátum y, en todo caso, a intentona definitiva de conseguir la muestra.

En principio, la voluntad política existe. Tanto la Junta de Extremadura, que soportaría la mayor parte del coste, como la Diputación de Cáceres, que también apoyaría económicamente, han manifestado su intención de colaborar. No se conoce la inversión exacta porque depende del número de obras que compongan la exposición y de otras variables, si bien en algunas ocasiones se ha mencionado la cifra de en torno a un millón de euros.

Las Edades del Hombre se convirtió en un gran acontecimiento cultural ya desde su primera edición, organizada en 1988 en la catedral de la Asunción de Valladolid. Desde entonces se ha ido desplazando por los principales enclaves religiosos de Castilla y León, la región cuyo arte sacro busca promocionar. Fuera de esa comunidad autónoma tan sólo se ha celebrado tres veces, la primera de ellas en 1995 en Amberes (Bélgica), y después en 2002 en Nueva York y en 2005 en la catedral de la Almudena de Madrid. El principal argumento que esgrime Plasencia para aspirar a convertirse en sede es que pertenecen a esta Diócesis 22 municipios de Castilla y León, una realidad que el alcalde de Béjar, que es que una de esas localidades, esgrimió en julio para calificar de «incomprensible» que en casi 30 años la Diócesis placentina no haya albergado ninguna edición de Las Edades del Hombre. De hecho, Plasencia no pertenece al patronato que dirige la fundación Las Edades del Hombre, el cual está formado por representantes de los dos arzobispados y nueve obispados de las diócesis de Burgos, Valladolid, Astorga, Ávila, Ciudad Rodrigo, León, Osma-Soria, Palencia, Salamanca, Segovia y Zamora.