Hoy

Pizarro niega problemas en el aparcamiento del rodaje

  • Además, el alcalde placentino, dijo no tener constancia de quejas vecinales por el ruido de los grupos electrógenos instalados en el lugar

El alcalde, Fernando Pizarro, negó ayer que exista peligro de vertidos insalubres al canal de La Isla por parte de los vehículos de la productora de la serie Still Star-Crossed que estacionan de forma intermitente en el aparcamiento del Puente Nuevo. Además, dijo no tener constancia de quejas vecinales por el ruido de los grupos electrógenos instalados en el lugar.

Los grupos municipales de PSOE y Ciudadanos habían denunciado prácticas insalubres en este campamento, como cocinar y lavar los platos justo al lado del canal, a tan solo unos metros de donde se bañan los usuarios del parque de La Isla. Según el alcalde, si bien en un primer momento «pareció que podía haberse usado el canal mal», esta posibilidad fue descartada después de que personal del SES acudiera a analizar el agua y constatase que se encontraba, en palabras de Pizarro, «excepcionalmente limpia».

El alcalde dijo que estas críticas de PSOE y Ciudadanos se deben a que «ha sido un gobierno del PP el que ha conseguido traer a Plasencia un rodaje de nivel internacional», y pidió que se ponga el acento no tanto en posibles molestias y la imposibilidad de utilizar muchos días el aparcamiento del Puente Nuevo, como en los «beneficios» que tiene para la ciudad el hecho de que «más de 200 personas se alojen y coman aquí y contraten la asistencia de empresas locales».

Pizarro descartó por lo tanto la posibilidad de trasladar los vehículos de la productora al Berrocal, como había pedido parte de la oposición.