Hoy

Frank Gehry estrena nuevo edificio en Sídney

El edificio ha sido bautizado como 'Dr. Chau Chak Wing'.
El edificio ha sido bautizado como 'Dr. Chau Chak Wing'. / Efe
  • Con un coste de 124 millones de euros, aspira a convertirse en el nuevo icono de la ciudad junto a la Casa de la Ópera

El arquitecto Frank Gehry, premio Príncipe de Asturias 2014, ha estrenado en Sídney un edificio ondulante inspirado en la estructura de "una casa del árbol" que aspira a convertirse en el nuevo icono de la ciudad junto a la Casa de la Ópera.

El edificio que ha costado 140 millones de dólares (124 millones de euros) ha sido bautizado como 'Dr. Chau Chak Wing', en honor a un empresario y filántropo chino-australiano y es desde ayer la sede de la Nueva Escuela de Negocios de la Universidad Tecnológica de Sídney (UTS).

Gehry, premio Pritzker de 1989, al inicio del proyecto definió el edificio como "un organismo de aprendizaje creciente con muchas ramas de pensamiento, algunas de ellas robustas y otras efímeras y delicadas". El edificio ha llamado la atención por su estética y rareza, que lo ha llevado a ser comparado por el gobernador general de Australia, Peter Cosgrove, como la "más hermosa bolsa de papel arrugada", pero también por varios detalles de su construcción.

Escalera del edificio.

Escalera del edificio. / Efe

"Quizás es una bolsa marrón de papel, pero es flexible en su interior, hay mucho espacio para cambios y movimientos", explicó esta semana el arquitecto del Museo Guggenheim de Bilbao.

Dinamismo

El nuevo edificio de la UTS, la primera obra de Gehry en Australia, tiene una fachada ondulante recubierta de láminas de vidrio donde se reflejan las construcciones aledañas, una sola columna recta y el ángulo más agudo de su diseño es de 72 grados.

El interior ha sido ideado bajo el concepto de que todo pueda ser manipulado con el tiempo según su uso, en contra de la tendencia a concebir este tipo de construcciones como algo sólido y permanente.

Apoyándose en la idea del dinamismo, muchas de las salas donde se realizan las clases tienen una forma ovalada, lo que propicia un cambio de la relación entre el profesor, cuyo atril se coloca en ocasiones en el centro, y los alumnos, que se miran constantemente.

Las paredes, a veces lisas y otras de madera con ángulos que sobresalen, son muchas veces iluminadas por la abundante luz que entra en muchos espacios a través de las grandes ventanas. También hay grandes espacios de descanso y de encuentro para debatir ideas en un interior dominado por una escalera flanqueada con material arrugado ascendente que reflejan las imágenes a manera de espejo.

La rectora de la UTS, Vicki Sara, aseguró que el edificio no solamente es una "pieza de arte" sino que además "plasma nuestra visión de convertirnos en una universidad de tecnología de liderazgo mundial que es un punto de intersección entre la creatividad y la innovación".

Frente a su obra terminada, Gehry explicó que ha buscado humanizar el paisaje urbano con su nueva creación, que ha estado inspirada en los arquitectos y artistas del Renacimiento, así como en algo tan simple y fascinante como son los pliegues de la piel y de la ropa, según la cadena local ABC.

"El pliegue es primitivo como cuando tú estás en los brazos de tu madre cuando eres niño y eso es lo que tratamos de hacer cuando hicimos este edificio", dijo el arquitecto nacido en Toronto en 1929 al explicar su relación con las curvas y pliegues que dominan su diseño.

Al ser preguntado si se siente orgulloso de su obra, el autor de otros célebres edificios en todo el mundo como el Museo Aeroespacial de California, el auditorio Walt Disney de Los Ángeles y la conocida como "casa de invitados Winton de Wayzata", de Minnesota (1983-87), respondió: "Soy judío, yo me siento culpable de todo".