hoy.es
Domingo, 4 de junio de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
Lo+visto
El tiempo

El Tiempo

REGIONAL
Regional
Conmoción en Logrosán por la muerte de dos chicas de 16 años en accidente de tráfico
El siniestro ocurrió ayer de madrugada cuando viajaban en coche a la feria de Trujillo con otros tres jóvenes que resultaron heridos
La población cacereña de logrosán está de luto tras la muerte en accidente de tráfico de dos jóvenes vecinas de esta localidad, María San Román Merino y Nerea Gil, ambas de tan sólo 16 años de edad. El entierro se celebró ayer, con todo el pueblo conmocionado por el suceso, y el Ayuntamiento ha decretado para hoy un día de luto oficial.

Las dos chicas viajaban en un turismo junto a otros tres jóvenes que resultaron heridos de diversa consideración. El accidente se produjo en torno a las 2.30 de la madrugada del viernes al sábado en el kilómetro 28 de la carretera Ex-102 que une Logrosán con Zorita. Al parecer, los cinco jóvenes, cuatro chicas y un chico, se dirigían a Trujillo con motivo de la feria que se celebra en esa localidad. El vehículo en el que viajaban se salió de la carretera por el margen derecho por causas desconocidas. El siniestro produjo la muerte prácticamente en el acto de María y Nerea. En un primer momento, los otros tres jóvenes fueron trasladados con heridas diversas al Hospital Comarcal Don Benito-Villanueva.

El conductor, A.V.E., un chico de 19 años de edad, es el que está más grave y fue derivado con posterioridad a la UCI del Hospital Infanta Cristina, de Badajoz. En el asiento del copiloto viajaba una chica de 16 años que fue trasladada a Cáceres para su ingreso hospitalario con heridas en las piernas. Atrás, entre las dos jóvenes fallecidas, iba una chica de 17 años, que, tras un primer examen médico, también fue trasladada al Hospital Infanta Cristina con heridas en la cara.

El suceso ha causado una importante conmoción entre los vecinos de Logrosán. Las dos chicas fallecidas pertenecían a familias muy conocidas y apreciadas de este pueblo. María San Román era hija de un ex concejal de Izquierda Unida y conocido empresarialmente por su anterior vinculación a los cafés Rosso, aunque ahora se dedica a regentar una tienda de recuerdos en Guadalupe. La familia de Nerea se dedica a la ganadería.

Capilla ardiente

El alcalde de Logrosán, Fernando Pedrero, puso a disposición de las familias la Casa de Cultura para acoger la capilla ardiente de las dos chicas fallecidas, que estuvo abierta durante toda la jornada hasta la celebración de los entierros, por la tarde. Por el lugar pasó prácticamente todo el pueblo. La familia de una de las fallecidas celebró el funeral en la Iglesia de San Mateo.

El triste suceso también fue mencionado en la primera fiesta que celebró ayer por la mañana en Aldeacentenera la nueva mancomunidad de Ibores, Villuercas y Jara. En el comienzo de los actos se guardó un minuto de silencio por las dos jóvenes fallecidas ya que Logrosán pertenece a esta mancomunidad.



Vocento