hoy.es
Domingo, 12 de marzo de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
Lo+visto
El tiempo


INTERNACIONAL
MUNDO
Milosevic muere a dos meses del final del juicio en su celda del Tribunal de La Haya
Aunque el cadáver del ex presidente yugoslavo se encontraba en la cama sin signos de violencia, su familia sostiene que fue envenenado
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

El ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic fue encontrado muerto ayer en su celda del Tribunal Penal Internacional de La Haya para la Antigua Yugoslavia (TPIY), a dos meses del final del juicio por genocidio y crímenes de guerra al que era sometido desde febrero del 2002.

El cuerpo sin vida de Milosevic, de 64 años, fue encontrado por un guardián en la cama de su celda en el centro de detención del TPIY de Scheveningen, sin signos aparentes de violencia ni de que se tratara de un suicidio, señaló el portavoz del tribunal de la ONU Christian Chartier. El TPIY ha ordenado una autopsia y un examen toxicológico completo para determinar la causa de su muerte.

El juicio, en el que Milosevic se enfrentaba a 66 cargos de genocidio y crímenes de guerra cometidos en Croacia, Bosnia-Herzegovina y Kosovo, tuvo que ser suspendido en más de una veintena de ocasiones en los últimos cuatro años, debido al frágil estado de salud de Milosevic, que padecía hipertensión crónica y problemas de corazón.

Sin embargo, el fiscal del TPIY Geoffrey Nice le acusó en repetidas ocasiones de no tomar su medicación para retrasar el proceso. El TPIY denegó el mes pasado una petición de Milosevic de ser trasladado a Moscú para recibir tratamiento, por considerar que podía obtener los mismos cuidados en Holanda. Esta negativa llevó ayer a su viuda y a su hermano mayor Borislav a responsabilizar al tribunal de su muerte, una alegación rechazada con firmeza por el Tribunal Penal Internacional de La Haya.

Forenses rusos

La autopsia de Milosevic se hará hoy en presencia de dos médicos serbios y posiblemente de expertos rusos. «El TPIY no tiene ninguna razón de temer los resultados de la autopsia, que incluye un examen toxicológico», señaló Chartier en respuesta a las acusaciones de los familiares de Milosevic de que éste estaba siendo envenenado en la cárcel del Tribunal de la ONU. El asesor jurídico de la familia de Milosevic, Zdenko Tomasic, declaró a la televisión en La Haya que había solicitado la presencia de forenses rusos después de que el TPIY rechazara una petición anterior para que la autopsia se realizara en Moscú.

«La verdad sobre la eventual responsabilidad de Slobodan Milosevic en unos hechos extremadamente graves jamás será conocida desde un punto de vista jurídico», señaló. Milosevic, que dirigió Yugoslavia y Serbia con mano de hierro entre 1989 y 2000, atizó el nacionalismo serbio con sus ideas de una 'Gran Serbia' que desembocaron en cuatro guerras que acabaron con la antigua Yugoslavia y causaron centenares de miles de muertos y millones de refugiados.

El 27 de mayo de 1999 fue acusado por el Tribunal Penal Internacional de crímenes contra la humanidad en Kosovo y se convirtió en el primer jefe de Estado en activo inculpado por un tribunal internacional.

En declaraciones a la agencia holandesa ANP, el ministro holandés de Asuntos Exteriores, Ben Bot, lamentó su muerte, ya que -dijo- «hubiera sido mejor que la Justicia se hubiera pronunciado».

El ex presidente yugoslavo desafió desde el principio al tribunal de la ONU, cuya legitimidad puso en duda, e insistió en defenderse a sí mismo.

Su muerte se produjo cinco días después del suicidio del ex líder de los serbios de Croacia, Milan Babic, en su celda del centro de detención del TPIY, donde cumplía una pena de 13 años por crímenes cometidos contra civiles no serbios en la rebelde 'República Serbia de Krajina' en el este de Croacia.

Historial de suicidios

El abogado Steven Kay, que fue nombrado de oficio para asistir a Milosevic durante el proceso, declaró ayer que pese al historial de suicidios en la familia de Milosevic, éste le había dicho que quería concluir su batalla ante el Tribunal Penal.

El padre del ex dirigente yugoslavo se suicidó en el año 1962 y su madre en 1974. La última comparecencia de Slobodan Milosevic ante el tribunal tuvo lugar el pasado día 3 de marzo y la siguiente vista debía celebrarse el martes.

Con la desaparición del principal inculpado en La Haya, la atención del tribunal se centra en Karadzic y Mladic, acusados de la masacre de más de siete mil musulmanes en Srebrenica (Bosnia) en julio del año 1995.



Vocento