hoy.es
Viernes, 3 de febrero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
Lo+visto
El tiempo


TRUJILLO
Trujillo
El Palacio de los Barrantes-Cervantes abre sus puertas a la historia y la cultura
La rehabilitación del edificio del siglo XVII, que será la sede de la Fundación Obra Pía de los Pizarro, ha necesitado una inversión de 2 millones de euros
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
EL EDIFICIO
Palacio Barrantes-Cervantes: sede de la Fundación Obra Pía de los Pizarro.

Inversión: aproximada de dos millones de euros para la rehabilitación del edificio.

Siglo: XVII, perteneciente a una familia nobiliaria y mandado a construir a principios de ese siglo por García Barrantes- Cervantes.

Objetivo: lugar de encuentro en las relaciones culturales y de promoción del desarrollo entre Europa y América.

Publicidad

La historia de la Fundación Obra Pía de los Pizarro quedará ubicada entre los muros de piedra del Palacio de los Barrantes- Cervantes. El edificio, del siglo XVII, fue inaugurado ayer ante la presencia de unas 150 personas, en un acto que fue presidido por el consejero de Cultura, Francisco Muñoz.

El día 2 de febrero pasará a la historia de la Fundación. «Es la consecución de un logro anhelado por la Fundación después de tanto tiempo de peregrinación», manifestó el presidente de la Fundación Obra Pía de los Pizarro, Hernando de Orellana Pizarro. En el acto inaugural también estuvieron presentes el director de la Fundación San Benito de Alcántara, Antonio Sáenz de Miera y el alcalde de Trujillo, José Antonio Redondo.

Desde la constitución de la Fundación y debido a las vicisitudes históricas se impidió la construcción de los edificios previstos por los fundadores, por lo que desde su origen ha ocupado diferentes inmuebles con carácter provisional. «El Palacio de los Barrantes- Cervantes es un edificio de gran valor histórico y artístico que ha sido rehabilitado y convertido en el emplazamiento definitivo de las actividades de la Fundación», concretó.

Tras casi dos años de obras de rehabilitación del edificio, que ha supuesto una inversión aproximada de dos millones de euros, el Palacio abre sus puertas a la cultura y a la historia entre Europa e Iberoamérica. De hecho, uno de los proyectos es la constitución de un Centro de Investigaciones de estudios iberoamericanos. Así, el edificio se convertirá en un punto de referencia en las relaciones Iberoamericanas, y será el lugar de encuentro de investigadores, pensadores o políticos.

Palacio de Congresos

Además, de las actividades que serán promovidas por la Fundación, el edificio será gestionado también como Palacio de Congresos. Para ello se ha dotado con importantes medios técnicos para que pueda ser usado de forma permanente por personas e instituciones que quieran desarrollar actividades.

De hecho, ya se ha mantenido contacto con operadores de congresos para dar a conocer la función del edificio y el entorno en el que se ubica. «Ya han pasado por aquí diversas empresas organizadoras de congresos a las que le ha gustado este proyecto y lo que le ofrece la ciudad», dijo Hernando de Orellana.

El consejero Francisco Muñoz, que hace varios meses participó en un encuentro en el mismo Palacio, destacó que «es importante favorecer a las instituciones públicas y privadas para que acometan obras y así abrir cauces que permitan hacer proyectos como este Palacio».

De esta forma apostó por la rehabilitación del patrimonio trujillano, cuyo resultado «es espectacular porque se ha conseguido acondicionar espacios que guardan la estética de lo que era el edificio y de lo que es el patrimonio». La mezcla entre lo antiguo y lo moderno ha sido un reto planteado por la Fundación desde el primer momento que se puso en marcha el proyecto. Sin duda, un trabajo conseguido por el equipo de arquitectos encargados además de la conservación del patrimonio.

La Fundación también abrirá sus puertas a la sociedad trujillana. Para ello está previsto la organización de jornadas de puertas abiertas, visitas de los colegios para acercar a los alumnos y exposiciones o conciertos con el fin de que «el trujillano sienta la Fundación como algo suyo, pueda conocer el edificio y se les haga llegar toda la información que se genera y que esa curiosidad inicial se vaya disminuyendo», explicó el presidente Orellana Pizarro.

Asimismo, el alcalde José Antonio Redondo, señaló que tanto la Fundación como los trujillanos «han cumplido un sueño de ver así este edificio que va a servir para relanzar la cultura de la ciudad».

Acercamiento

La apertura y el acercamiento a la sociedad es uno de los logros que se plantea la Fundación. Para ello está desarrollando distintas iniciativas como la integración en redes nacionales e internacionales para el desarrollo de proyectos de investigación, culturales, educativos, asistenciales y de cooperación al desarrollo.

Durante el encuentro, las autoridades y demás invitados pudieron conocer las dependencias en las que se distribuye el edificio. Mientras, en la puerta del Palacio aguardaban decenas de curiosos, trujillanos y turistas, que también podrán ser testigos de lo que se esconde en el palacio de congresos de su ciudad y del que podrán ser partícipes a partir de ahora. «Se pretende que el edificio sea el fiel reflejo de la institución que tiene que albergar, una Fundación moderna, con gran vocación por el presente y el futuro, que disfruta al mismo tiempo de una larga y rica historia», apuntó el presidente.




Vocento