hoy.es
Martes, 3 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
Lo+visto
El tiempo
PROVINCIA DE CÁCERES
Caceres
El PP de la Diputación valora el 2005 como «el año de los incumplimientos»
El portavoz del grupo popular recuerda que Junta y Diputación dijeron que el 1 de enero del 2006, el psiquiátrico de Plasencia estaría transferido y no ha sido así
«2005 ha sido el año de los incumplimientos y las mentiras». Así de tajante se muestra Fernando Manzano, portavoz del grupo del PP en la Diputación Provincial de Cáceres, al hacer un balance del año político que acaba de terminar. En su opinión, el equipo de gobierno de la institución «no atiende las necesidades reales de la provincia, entre ellas los 1.800 kilómetros de carreteras, que no se pueden seguir manteniendo».

Entre los incumplimientos, Manzano subraya un asunto: el psiquiátrico de Plasencia. «El consejero de Sanidad Guillermo Fernández Vara y el presidente de la Diputación Juan Andrés Tovar dijeron que el 1 de enero del año 2006, el psiquiátrico de Plasencia estaría transferido, y no ha sido así», recuerda el portavoz, quien añade que este centro sanitario «supone unos gastos de 15 millones de euros» para las arcas de la administración provincial. Esta es una de las actuaciones que según dijo, ejemplifica «el compadreo entre el PSOE de la Diputación y el PSOE de la Junta».

El Julián Murillo

Otra cuestión que según Fernando Manzano ha seguido una evolución similar es la transferencia de competencias en la gestión del Centro de Menores Julián Murillo. «Se dijo -comenta el portavoz- que la Junta se haría cargo, y lo hizo con 19 de los 66 trabajadores que tiene el centro, por lo que quedan aún otros 47». Según sus datos, el Julián Murillo graba las cuentas de la Diputación en 1,5 millones de euros al año.

Al margen de estas dos cuestiones, el Partido Popular hace una mención especial al conflicto de los bomberos, que mantuvo en ayuno durante nueve días a la mayoría de los trabajadores del Sepei de los cuatro parques que hay en la provincia (Cáceres, Plasencia, Navalmoral de La Mata y Coria). En opinión de Fernando Manzano, se trata del «conflicto más grave en la historia de la Diputación». Una disputa que además, «aún sigue viva», ya que el acuerdo firmado entre las dos partes supuso «un cierre en falso».

Cumplir con el Sepei

El dirigente de la oposición mantiene que hay aspectos de ese convenio que ya deberían estar funcionando y no lo están, como la ampliación del número mínimo de trabajadores que cubren cada turno. «Ese punto ya se ha incumplido un día en Cáceres», asegura.

Como reflexión general, Manzano entiende que el equipo de gobierno socialista de la Diputación hace una política caracterizada por la inestabilidad. «Tienen la mirada puesta en las elecciones de mayo del año 2007, porque en el PSOE se ha hecho de la política una forma de vida, y lo único que preocupa es mantener el estatus económico personal». Una de las pruebas de esta filosofía es, según el portavoz del PP, el hecho de que en el equipo de gobierno que preside Juan Andrés Tovar haya ocho liberados, «y los que no lo están -añade Fernando Manzano-, cobran lo mismo que los otros».



Vocento