hoy.es
Lunes, 2 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
Lo+visto
El tiempo
PLASENCIA
Plasencia
Manjares con sabor a Navidad
La gran demanda de dulces y postres durante estas fechas permite que ésta sea la mejor época del año para las pastelerías y establecimientos alimentarios de la ciudad
En esta época del año, además de las ineludibles fiestas, los placentinos no dejan de lado los dulces que tanto agradan el paladar de los más golosos. Niños y mayores disfrutan durante estas fechas de la extensa variedad de unos productos que proliferan en los estantes de los establecimientos especializados.

Y es que la Navidad es una buena ocasión para recuperar las recetas tradicionales que a muchos hacen recordar sabores y olores de su infancia. Las comidas y las cenas se convierten durante estos días en todo un ritual culinario, al término del cual no falta en ninguna mesa el correspondiente postre.

Las pastelerías y establecimientos alimentarios tienen constancia de ello.

Algunos propietarios traen su contingente desde distintas regiones de la península aunque otros optan por ofrecer al público productos elaborados artesanalmente. Ésta última opción la protagonizan desde hace 18 años las Monjas Dominicas, que durante estas fechas surten a placentinos y vecinos de pueblos cercanos de su variada producción. Empanadillas, anguilas, figuras de mazapán o turrones son solo algunas de las delicias que las religiosas continúan fabricando haciendo gala de sus años de experiencia.

Pero además de los habituales mantecados y polvorones algunos establecimientos optan por innovar incorporando nuevos productos. Éste es el caso de la pastelería 'Virgen del Puerto', cuya 'piña de Navidad' ha sido uno de los productos estrella este año. «A los clientes les gusta mucho y cada vez se demanda más», asegura Fernando Rabazo, propietario de la pastelería Virgen del Puerto. Su suave sabor tras las copiosas comidas de esta época supone, sin duda, el secreto de su éxito. Los polvorones artesanos, el sacher o el huevo hilado son algunas otras de la especialidad de este local.

Pero al igual que las nuevas novedades navideñas, otros manjares ya no se cuenten en los hornos de muchas pastelerías. Así ocurre con los mazapanes, cuya elaboración precisa de un tiempo muy prolongado y sus ventas en los establecimientos especializados dejó de destacar hace varios años, al tiempo que aumentaba su adquisición en las grandes superficies.

No obstante, esto no supone un gran perjuicio para estos negocios, que centran en la Navidad sus máximas ganancias del año. «El mes de diciembre es el mejor para nosotros, se mueven muchos productos de precios considerables», explica Faustino Climent, propietario del establecimiento que lleva su mismo apellido. Empiñonadas o una extensa variedad de turrones son algunos de los productos que desaparecen durante estos días de los estantes de esta tienda.

Las pastas de almendra artesanales provenientes de Valencia es uno de los productos más demandados en el local. «Es uno de los productos que primero se agotan, puesto que no se puede adquirir en muchos sitios y no quieren quedarse sin él», explica Climent. No obstante este veterano propietario asegura que no se introducen novedades en el mercado del dulce navideño, «al margen de nuevos sabores en turrones».

La pularda

Muy solicitada se encuentra también durante estos días la extensa diversidad de embutido navideño. La pularda, el pato o el cochinillo afiambrado llegó hace algunos años a la ciudad logrando un importante éxito.

La gran variedad de los platos de estos días van acompañados, como no puede ser de otro modo, de su correspondiente bebida. Este año, según informan distintos propietarios de establecimientos alimentarios de la ciudad, el cava extremeño ha experimentado una demanda como ningún otro año anterior. Sierra de Guadalupe, Marqués de Badajoz o Vía de la Plata son algunos de los nombres por los que se han decantado muchos placentinos.

En pocos días, los hogares placentinos se llenarán con el otro producto estrella de estas fechas. El roscón que da la bienvenida a los magos de Oriente deleitará a niños y mayores y pondrá el punto y final a una de las fiestas más sabrosas del año.



Vocento