hoy.es
Lunes, 2 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
Lo+visto
El tiempo
INTERNACIONAL
MUNDO
Expertos europeos se reunirán el miércoles para analizar el conflicto
El abastecimiento de gas natural a Europa era motivo de preocupación ayer para la Comisión Europea tras el corte de suministro entre Rusia y Ucrania, pero los países de la UE, más que inquietos, están expectantes.

Y es que los países europeos importan de Rusia, casi siempre vía Ucrania, un 25% del gas natural que consumen. La Comisión Europea «está preocupada por el hecho de que las negociaciones no han desembocado por el momento en un acuerdo (y) está pendiente de la situación», declaró la portavoz Mireille Thom. El próximo miércoles está prevista una reunión especial de expertos de la UE para analizar las posibles consecuencias de la crisis ruso-ucraniana en los mercados europeos.

Sólo Polonía

Por ahora, solamente Polonia registraba un leve descenso en la presión del gas, según el grupo PNiG, que ha comenzado a recurrir a sus reservas y a limitar los suministros a uno de sus clientes industriales. En Alemania, el primer importador de gas, EON Ruhrgas, aseguró que lo recibía «sin problemas». Austria tampoco tiene dificultades, pero se reserva sus pronósticos para el futuro.

Pese a la aparente normalidad, la preocupación planea sobre estos países. El sábado, Alemania, Francia, Italia y Austria instaron a los gobiernos ruso y ucraniano a mantener el nivel de suministro pese a la guerra del precio del gas.



Vocento