hoy.es
Lunes, 2 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
Lo+visto
El tiempo
INTERNACIONAL
desde ayer
Inquietud en Europa tras la decisión rusa de cortar el suministro de gas a Ucrania
Los suministros de gas natural ruso caen un 40% mientras Gazprom anuncia que aumentará los suministros mañana martes
El presidente ucraniano, Viktor Yushcenko (centro), y el primer ministro, Yury Ekhanurov (izqda.), escuchan a un experto durante una reunión especial con motivo de la crisis el gas, hoy en Kiev. EFE
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
La corporación estatal rusa Gazprom ha anunciado que aumentará los suministros de gas a Europa para compensar los presuntos desvíos de carburante durante su tránsito por Ucrania, que a su vez ha acusado a Rusia de haber reducido los suministros.
El vicepresidente de Gazprom, Alexandr Medvédev, ha dicho que su empresa ha efectuado hoy un suministro adicional de 95 millones de metros cúbicos de gas diarios para garantizar el martes el cumplimiento de los contratos con Europa y "evitar una crisis energética".
Medvédev, que acusa a Ucrania de haber robado hasta 120 millones de metros cúbicos de gas destinado a Europa, la misma cantidad que Rusia cortó ayer a Ucrania, dijo que Gazprom busca así "compensar los desvíos no autorizados" por parte del Gobierno de Kiev.
Agregó que Gazprom avisó a la compañía ucraniana Naftogaz sobre estos suministros adicionales y le exigió que deje de robar gas europeo y vuelva a las negociaciones sobre los nuevos "precios de mercado" planteados por Moscú, que casi quintuplican los anteriores.
Sin embargo, el Gobierno ucraniano interpretó la misiva de Gazprom como un reconocimiento de que es Rusia la que había reducido los suministros a Europa para acusar a Ucrania de desvíos de gas.
El ministerio de Energía ucraniano y la compañía de trasiego Ucrtransgaz declararon en un comunicado que Gazprom ha admitido su responsabilidad por los recortes de suministros a Europa y anuncia su intención de aumentar el bombeo.
Guerra del gas
La "guerra del gas" entre Moscú y Kiev afecta ya a Hungría, Austria, Eslovaquia, Eslovenia, Moldavia y Croacia, con reducciones considerables de los suministros de gas ruso que les llegan pasando por Ucrania. Por un efecto dominó adicional, las repercusiones de esta situación llegarán además a Bosnia y Serbia. Esta situacion ha puesto entre las cuerdas a los estados de Europa, aunque las partes discrepan sobre si es Rusia la que ha reducido el bombeo o Ucrania la que "roba" el carburante durante su tránsito hacia otros países.



Vocento