hoy.es
Lunes, 2 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
Lo+visto
El tiempo
INTERNACIONAL
disturbios en francia
Chirac levanta a partir del miércoles el estado de emergencia
Ha tomado la decisión después de reunirse con Villepin
El presidente francés, Jacques Chirac, ha decidido poner fin desde el próximo miércoles al estado de emergencia, decretado el pasado noviembre para hacer frente a la ola de violencia urbana en los barrios conflictivos de Francia.
Según ha anunciado el Elíseo, Chirac tomó esa decisión después de reunirse y repasar la situación con el primer ministro, Dominique de Villepin.
Al término de esa reunión, Chirac ha decidido "poner fin al estado de emergencia desde el 4 de enero de 2006", agregó el Elíseo en un escueto comunicado, en el que precisó que la decisión está inscrita en la agenda del Consejo de ministros de mañana, martes.
El estado de emergencia, que ha permitido implantar toques de queda y otras medidas de excepción, fue decretado el 8 de noviembre último, al desempolvar el Gobierno una ley adoptada en 1955, en los albores de la guerra de Argelia.
Esta medida excepcional fue prorrogada durante tres meses, el pasado 21 de noviembre, por el Parlamento, a petición del Gobierno conservador de Villepin, aunque en esa fecha la ola de disturbios, que se extendió a unos 300 barrios marginados, había terminado.
Al defender entonces la prórroga frente a las críticas de la oposición de izquierdas y asociaciones de derechos humanos que la consideraban "inútil" y "peligrosa", las autoridades indicaron que era necesario por temor a que repuntaran la violencia urbana en Nochevieja, en la que tradicionalmente y desde hace varios años bandas de jóvenes queman decenas o cientos de coches Francia.
Pese al despliegue extraordinario de seguridad, con unos 25.000 agentes movilizados en todo el país para la Nochevieja, unos 425 coches fueron pasto de las llamas en 53 departamentos galos durante la noche del sábado al domingo último, un 28 por ciento más que hace un año, mientras que hubo unas 90 detenciones más, hasta situarse en 362.
Al hacer balance ayer, el director general de la policía, Michel Gaudin, minimizó los incidentes e insistió en las diferencias con los graves disturbios que sacudieron los barrios conflictivos de Francia durante tres semanas, entre octubre y noviembre.
"La confianza se ha restablecido, aunque deploremos una vez más esta práctica lamentable e inaceptable de los incendios de vehículos", declaró Gaudin, que descartó los temores de que fuera el inicio de una nueva oleada de altercados.
Más de 10.000 vehículos y decenas de edificios públicos, comercios y empresas fueron pasto de las llamas y hubo enfrentamientos entre jóvenes violentos y las fuerzas del orden, durante la ola de disturbios en esos barrios, que son focos de desempleo, exclusión y con muchos habitantes procedentes de la inmigración.
El opositor Partido Socialista ha criticado la presentación "tranquilizadora" de lo ocurrido en la Nochevieja y ha denunciado el "fracaso" del Gobierno en materia de seguridad



Vocento