Vuelven a detener a 'El Seco', asesino múltiple, por amenazar a una mujer con un cuchillo

Pedro Antonio Seco, alias 'El Seco'. /Archivo
Pedro Antonio Seco, alias 'El Seco'. / Archivo

En la década de los 90 mató a sangre fría a tres vecinos de Villarrobledo (Albacete)

J. V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Pedro Antonio Seco Martínez, alias 'El Seco', ha vuelto a dar con sus huesos en la cárcel, en este caso en la prisión de La Torrecica, en Albacete. El Seco, que en la década de los 90 asesinó a sangre fría a dos vecinos de su pueblo, Villarrobledo (Albacete) y a un taxista de la ciudad de Albacete, ha sido detenido en la capital manchega por amenazar con un cuchillo a una mujer a quien pretendía robar el coche.

A raíz de este último suceso y teniendo en cuenta su largo y triste historial delictivo, el Juzgado de Instrucción número 2 de Albacete ha decretado su ingreso en prisión comunicada y sin fianza.

El Seco, que actualmente tiene 46 años de edad, cuenta con un sangriento currículum que comenzó a completar entre los años 1991 y 1993 al asesinar a dos vecinos de su localidad natal, Villarrobledo, y a un taxista de Albacete. Consiguió librarse del servicio militar por trastornos de personalidad y en plena juventud asesinó a cuchilladas y a golpes a Pedro José Moreno, marmolista de Villarrobledo de 33 años, con quien se cruzó al salir de una discoteca. Seis meses después mató a José Ballesteros, un albañil de 23 años, con similares métodos, y en septiembre de 1993 cosió a puñaladas a Juan Segundo López, taxista de 42 años.

Por estos tres crímenes fue condenado a 90 años de cárcel pero en noviembre de 2013 quedó en libertad al anularse la 'doctrina Parot' por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo. Sin embargo, un mes después regresó a prisión por intentar forzar un vehículo aparcado en una calle de Villarrobledo y, más tarde, volvió a estar entre rejas por un delito de lesiones.

En Villarrobledo, sus continuas entradas y salidas de prisión sólo han creado inquietud en los últimos años. En esta localidad de 25.000 habitantes, los vecinos aún recuerdan que durante el juicio por los tres asesinatos cometidos los forenses lo definieron como un “psicópata sin sentimientos”. Ahora volverá a pasar un tiempo en prisión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos