Retenido el barco de una ONG española en Sicilia tras rescatar 218 inmigrantes

Los tripulantes del Proactiva Open Arms se enfrentan a penas de entre 4 y 7 años de cárcel en Italia

AGENCIASBarcelona

El fundador de la ONG Pro Activa Open Arms, Òscar Camps, ha asegurado hoy que los tres miembros de la tripulación del barco de rescate de inmigrantes encausados en Italia «se enfrentan a penas de entre 4 y 7 años de prisión», por lo que ha subrayado que ahora la prioridad es «luchar para que no sean detenidos».

La Fiscalía de Catania ordenó este domingo la inmovilización del barco español 'Open Arms' y la apertura de una investigación por un posible delito de «promoción de la migración ilegal» a Italia.

Los argumentos de las acusaciones contra los tripulantes del barco atracado en Italia son una excusa con el objetivo de «bloquear la intervención de las organizaciones humanitarias» en el mar Mediterráneo, ha dicho Camps.

En rueda de prensa, ha explicado que por primera vez la organización ha tenido que pedir ayuda al gobierno español para poder atracar en un puerto.

En concreto, el fundador de la ONG ha explicado que la organización contactó con el cónsul español en Sicilia y fue el gobierno español quien negoció con el ejecutivo italiano que la embarcación pudiera atracar en el puerto de Pozzallo.

Preparando la defensa

La abogada de la ONG española denunció hoy en declaraciones a Efe el procedimiento con el que se interrogó al comandante. La letrada Rosa Emanuela Lo Faro explicó que está preparando la defensa después de que ayer se ordenara la inmovilización del barco, ya que en las próximas horas la orden tendrá que ser convalidada por un juez de investigaciones preliminares.

Lo Faro confirmó a Efe que además se está investigando al comandante del barco, Mark Reig, a la coordinadora de la misión, Anabel Montes, y a una tercera persona responsable de la ONG «por los delitos reflejados en el artículo 416 del código penal y con el agravante del artículo 12 punto 3».

Los delitos de los que se les acusan son asociación criminal para fomentar la inmigración ilegal con el agravante de «obtener beneficio de ello», que están castigados con penas de reclusión de cuatro a doce años, según el código penal.

La noche del domingo a este lunes Camps ya expuso en su cuenta de Twitter que la incautación del barco podía darse por una acusación «de asociación criminal y fomentar la inmigración ilegal por desobedecer a los libios al no entregarles mujeres y niños».

Open Arms se encontró con una patrulla libia que exigió que les entregaran a los rescatados, a lo que la ONG de origen catalán se negó y puso rumbo hacia aguas internacionales.

Camps esgrimió entonces que proteger vidas humanas debe ser una prioridad de cualquier cuerpo -civil o militar- y que así lo estipula el derecho, y que entregar a los rescatados a Libia "equivale a llevar una devolución en caliente", lo que contraviene el Estatuto de los Refugiados de la ONU.

Colau y Podemos piden la liberación

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido hoy, en un mensaje en su cuenta de Twitter, que Italia libere el barco de la ONG Proactiva Open Arms y ha defendido el acuerdo de colaboración entre la organización y el Ayuntamiento.

Colau ha asegurado que «defender la vida no puede ser un delito» y ha pedido que «Italia libere la nave secuestrada».

La alcaldesa también ha defendido el acuerdo que firmó el pasado 16 de febrero con la ONG Proactiva: «la ciudad de Barcelona tiene un acuerdo de colaboración con Open Arms para socorrer a las personas que se arriesgan a la muerte en el mar Mediterráneo».

Del mismo modo, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha pedido al presidente del Gobierno que llame al presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, y exija que se deje de retener en Sicilia el barco de Proactiva Open Arms.

Así lo ha asegurado en la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede de Podemos junto a la coportavoz de la Ejecutiva Noelia Vera. «Tenemos un Gobierno que se le llena la boca con la palabra España. Lo verdaderamente patriota sería que el presidente del Gobierno llamara al presidente de la República Italiana inmediatamente y exigiera que se deje de retener un barco con bandera española que no hace otra cosa que rescatar a personas que van a morir en las aguas del Mediterráneo», ha denunciado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos