José Luis Ábalos, un fiel a Pedro Sánchez por el que apostó a contracorriente

José Luis Ábalos./EFE
José Luis Ábalos. / EFE

El nuevo secretario de Organización del PSOE conoce como pocos el funcionamiento interno del partido

LOLI BENLLOCH (EFE)Valencia

El nuevo secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos Meco, es un hombre fiel a Pedro Sánchez, por el que apostó a contracorriente cuando en la federación socialista valenciana Ximo Puig y el aparato lo hacía por Susana Díaz, y que conoce como pocos el funcionamiento interno del partido.

Más información

Quizá esas dos condiciones han llevado al nuevo secretario general del PSOE a pedirle que se haga cargo de lo que coloquialmente se conoce como la "fontanería" del partido, con un puesto clave para quien ha sido determinante en la victoria de Sánchez en las primarias socialistas.

Ábalos, nacido en Torrent (Valencia) hace 57 años, fue quien organizó el acto con el que Pedro Sánchez reapareció en público veintinueve días después de renunciar el escaño y con el que inició la precampaña que finalmente le dio en las primarias una victoria que en un principio pocos auguraban.

Ese acto fue en la Plaza de la Concordia de la localidad valenciana de Xirivella, nombre que ya dijo entonces Ábalos que a alguno se le estaba "atragantando" y que llevó a acuñar la expresión del "espíritu de Xirivella", como símbolo de una nueva forma de entender el partido.

A partir de ese momento, organizó y acompañó a Sánchez en su campaña por toda España y por la Comunitat Valenciana, donde Sánchez recabó finalmente 9.552 votos (el 63% del total de la federación valenciana y más del doble que Díaz), de ellos 5.628 en la provincia de Valencia, donde Ábalos es presidente provincial del PSPV desde 2012.

El futuro secretario de Organización del PSOE, a quien tras las primarias Sánchez le encargó la portavocía del grupo parlamentario con carácter provisional, cuenta para su nueva responsabilidad orgánica con un amplio bagaje político, pues con ya 17 años pegaba carteles para las primeras elecciones democráticas.

Entonces lo hacía como militante del Partido Comunista, aunque con 22 años ingresó en el PSPV-PSOE y durante las tres décadas y media que han transcurrido ha sido concejal en el Ayuntamiento de Valencia, diputado provincial y diputado nacional.

Preside el partido en Valencia

En el ámbito orgánico ha ocupado la vicesecretaría general del PSPV-PSOE y actualmente preside el partido en la provincia de Valencia, desde que en junio de 2012 se impusiera con el 53,3% de los votos al otro aspirante, Toni Gaspar.

Por dos veces intentó ser secretario general del PSPV-PSOE: en el año 2001, cuando Joan Ignasi Pla le ganó por diez votos, y siete años después frente a Jorge Alarte, aunque acabó retirando su candidatura ante la imposibilidad de conseguir los avales suficientes.

Este diplomado en Magisterio, que ejerció la profesión en un colegio público de Quart de Poblet (Valencia), es un gran aficionado a la lectura, y en su discurso en la moción de censura de Podemos al presidente del Gobierno no pudo evitar introducir versos de Antonio Machado y de Jaime Gil de Biedma.

Padre de cinco hijos, que ya le han dado un nieto, es poco aficionado al deporte pero mucho a las bachatas -cantarlas y bailarlas- y a los boleros, y le gusta viajar a Perú y a Colombia, países que conoce de su etapa como consultor de cooperación internacional.

Eligió personalmente la banda sonora del mitin de Xirivella, que empezó con una versión moderna de "La Internacional" y acabó al son del "Color esperanza", la canción de Diego Torres cuya letra incluye frases como: "sé que lo imposible se puede lograr".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos