La ONU pide a España acabar con los rechazos automáticos de niños en la frontera

Un niño magrebí en Melilla./Fernando González
Un niño magrebí en Melilla. / Fernando González

El Comité de Naciones Unidas para los Derechos del Niño solicita al país que establezca unos centros de recepción adecuados para los menores de edad

EFEGinebra

España debe acabar con la práctica de las devoluciones en caliente de niños necesitados de protección internacional y debe establecer unos centros de recepción adecuados para los menores de edad, según ha solicitado este jueves el Comité de Naciones Unidas para los Derechos del Niño.

El pasado día 22 de enero, España se sometió al escrutinio de este Comité, y tras la evaluación de la aplicación que el país hace de la Convención Internacional de los Derechos de los Niños, redactó unas conclusiones que publica hoy.

En ellas, los miembros del Comité especifican que están "preocupados por la práctica de los rechazos automáticos en frontera de niños necesitados de protección internacional en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y sin las garantías necesarias". Es por ello que pide a las autoridades españolas que "acaben con la práctica" de las devoluciones en caliente de algunos niños, "asegurándose que todos los procedimientos y estándares son acordes a su estatus de niños y con la legislación nacional e internacional".

Asimismo, el Comité expresa su "seria preocupación" por el hecho de que la legislación española permita a la Fiscalía llevar a cabo procedimientos para determinar la edad de niños extranjeros no acompañadas. "El Comité está preocupado por el uso de métodos de determinación de la edad intrusivos, incluso en casos donde los documentos de identidad parecen auténticos, particularmente en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, a pesar de varias decisiones del Tribunal Supremo". Es por ello que piden a las autoridades españolas que "aseguren las efectiva protección legal de los niños no acompañados en todo el territorio y que se aseguren que el principio de la no devolución se aplique, y que la primera consideración sea el interés del niño".

Trata de personas

Otro de los puntos destacados por los expertos es la posibilidad de que los niños que son excluidos de protección tras haber pasado por un procedimiento de determinación de la edad puedan caer en las redes de trata de personas. En este sentido mostraron su preocupación por unos cien niños no acompañados en situación de calle en los puertos de Ceuta y Melilla.

Además, el Comité denuncia los "altos niveles de violencia, y tratamiento y protección inadecuados por parte de los profesionales de los centros de recepción para niños, incluyendo alegaciones de prostitución de niñas, acceso insuficiente a la educación regular y a actividades de ocio, y la falta de un mecanismo de quejas". Es por ello que los miembros del Comité solicitan a España que establezcan "instalaciones adecuadas para niños, especialmente en Ceuta y Melilla, y para los niños que lleguen por mar a las costas andaluzas".

"Urgimos a que desarrollen mecanismos para recibir y tratar quejas de niños en centros de protección, se tomen las medidas necesarias para evitar casos de malos tratos y se investiguen cualquier denuncia al respecto". Asimismo, "urgen" a España a que facilite el acceso justo y eficiente a los procedimientos de asilo para niños que necesiten protección internacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos